La Audiencia Nacional rechaza imputar por encubrimiento al sobrino del patrón del Villa de Pitanxo

ACTUALIDAD

Eduardo Rial, sobrino de Juan Enrique Padín, patrón del Villa Pitanxo, a las puertas de la Audiencia Nacional en su declación del pasado junio en Madrid.
Eduardo Rial, sobrino de Juan Enrique Padín, patrón del Villa Pitanxo, a las puertas de la Audiencia Nacional en su declación del pasado junio en Madrid. MARISCAL | EFE

Familiares de los fallecidos en el naufragio recurrirán la decisión al entender, como la Guardia Civil, que Eduardo Rial sí quiso proteger a su tío para ocultar las presuntas negligencias que ocasionaron el hundimiento

02 oct 2022 . Actualizado a las 09:13 h.

El titular del Juzgado Central número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, ha notificado su decisión de no imputar a Eduardo Rial en la investigación que instruye para aclarar las causas del naufragio del Villa de Pitanxo; ocurrido el pasado 15 de febrero en aguas de Terranova y en el que fallecieron 21 de los 24 tripulantes. Rial es uno de los tres supervivientes, junto a su tío, Juan Enrique Padín, y el marinero de Ghana Samuel Kwesi. La decisión de , Ismael Moreno choca con las conclusiones de la Guardia Civil de la Comandancia de Pontevedra en su investigación, origen del procedimiento iniciado en el alto tribunal. También contradice el argumentario de la querella criminal presentada por los familiares de los fallecidos en el naufragio presentada contra Rial, Padín y la armadora propietaria del pesquero, Pesquerías Nores; de ahí que los abogados recurran en los próximos días la decisión de Moreno.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Las diligencias de la Guardia Civil recogidas en el procedimiento exponen que Rial no habría tenido reparo en mentir, tras ser rescatados en una balsa salvavidas a la deriva por la tripulación del Playa Menduíña Dos a las cinco horas del hundimiento Ya a bordo, Rial se encontró con un amigo y excompañero en el Villa de Pitanxo. La primera noche mantuvieron una conversación a solas en la que este marinero «le dice [a Rial] que cuando tenga que declarar, ‘‘que diga la verdad'', a lo que Eduardo le respondió: ‘‘Yo voy a decir lo que mi tío me diga''». Esa persona, en la misma declaración prestada en la Comandancia de Pontevedra, dijo recordar «que la noche del rescate, en un momento en el que estaba a solas con Eduardo, él me dijo que su tío estaba mintiendo, que su tío no pitó ni el abandono de buque ni nada».

El marinero del Playa Menduíña Dos le dijo a otro compañero del barco —que lo expuso en su declaración judicializada— que Eduardo le había reconocido, también en las horas posteriores al rescate, que «su tío [por Padín] había sido un cabrón que los había dejado tirados cuando se iba a hundir el barco, que cogió la balsa y se largó». La declaración del tripulante amigo de Rial va más allá. Añade que «tuvo la impresión de que Juan Padín le impedía a Eduardo» que se pusiera en contacto con él, ya que, «siendo conocedor de la amistad que gozaban ambos, podría pensar que, en algún momento, Eduardo le haría algún comentario relacionado con los hechos», como se recoge en la causa judicial.