La insistencia de Salvini en ser ministro de Interior tensiona la formación del Gobierno de Meloni

Valentina Saini VENECIA / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

Mateo Salvini, durante su primera rueda de prensa tras el resultado electoral del domingo.
Mateo Salvini, durante su primera rueda de prensa tras el resultado electoral del domingo. FLAVIO LO SCALZO | REUTERS

La líder de la coalición le ofrece el cargo de viceprimer ministro y la cartera de Agricultura

30 sep 2022 . Actualizado a las 09:08 h.

A menos de una semana de las elecciones generales en Italia, las tensiones en la coalición de centroderecha son patentes. El secretario del partido de extrema derecha la Liga, Matteo Salvini, quiere que Giorgia Meloni, líder del ultraderechista Hermanos de Italia —y de la coalición— le nombre ministro del Interior a toda costa. Por su parte, Meloni no parece dispuesta a hacerlo, pero la Liga hace piña detrás de su líder y exige que Salvini vuelva al palacio del Viminale, la elegante sede del Ministerio del Interior, en el corazón de Roma. Según informan los medios italianos, Salvini llegó a amenazar que, de no obtener el puesto, la Liga podría ofrecer exclusivamente un apoyo externo al Gobierno, sin formar parte del mismo.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Al parecer Meloni, que ha prometido darle al país transalpino un Gobierno de «alto nivel», está intentado apaciguar a Salvini ofreciéndole el cargo de viceprimer ministro y la cartera de Agricultura, tradicionalmente muy valorada por la Liga.

Salvini fue ministro del Interior durante el primer Gobierno de Giuseppe Conte, entre junio del 2018 y septiembre del 2019, y su gestión fue muy criticada por la oposición de izquierdas y las oenegés. Para la Liga, enviar a Salvini de vuelta al palacio Viminale supondría obtener el liderazgo de la lucha contra los flujos migratorios, un tema prioritario para su electorado.

En principio, Forza Italia, el partido liberal de Silvio Berlusconi —que en las elecciones obtuvo casi tantos votos como la Liga— debería obtener ministerios importantes. Antonio Tajani, número dos del partido, también podría ser nombrado viceprimer ministro, y la cartera de Sanidad podría pasar a Forza Italia, bajo el mando de Letizia Moratti, actual vicepresidenta de la región de Lombardía (norte).

Siguen los rumores sobre Fabio Panetta, miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), como posible nuevo titular de Economía, pero también se habla del reputado economista Domenico Siniscalco. Finalmente, Guido Crosetto —empresario y asesor muy cercano a Giorgia Meloni— podría obtener la prestigiosa cartera de Asuntos Exteriores. 

Tuit a Abascal

Meloni ya se está moviendo en lo que concierne las relaciones europeas e internacionales. Este jueves agradeció por Twitter las felicitaciones de varias dirigentes de Oriente Medio, así como del conservador chileno José Antonio Kast Rist.

También dirigió un tuit a Santiago Abascal, agradeciéndole su amistad y asegurando estar trabajando «para abordar los problemas de los italianos, con la concreción típica de los conservadores. ¡También esperamos a España en el lado derecho!» Un tuit que no pasó desapercibido en Italia, donde los medios llevan tiempo destacando la cercanía entre los dos líderes.