Francia no sabe qué hacer con San Miguel

Asunción Serena PARÍS

ACTUALIDAD

Serge Tenani

El Consejo de Estado tendrá que decidir si la estatua del santo se puede instalar en una plaza pública o debe estar en un edificio religioso

10 oct 2022 . Actualizado a las 08:02 h.

La estatua del arcángel San Miguel que presidía la fachada de un colegio privado en Les Sables-D’Olonne está inmersa en una batalla judicial. En el 2018, el edificio que albergaba el colegio fue destruido y el ayuntamiento decidió recuperar la imagen, que fue realizada a finales del siglo XIX, para instalarla en una plaza de la ciudad.

Pero no contaban con los Libres Pensadores de la Vendée, asociación de defensores de la laicidad, que acudió a la justicia para obligar al alcalde, Yannick Moreau, a retirar a San Miguel y a su dragón.

De poco ha servido que la estatua se encuentre a la puerta de la iglesia de San Miguel, en la plaza de San Miguel, junto a un gran magnolio, no lejos del auditorio San Miguel y en el corazón del barrio que lleva también su nombre, el presidente de Libres Pensadores, Jean Regourd, considera que no tiene por qué cruzarse con un santo cuando sale de su casa, y se ampara en la Ley de 1905 sobre la separación de las Iglesias y el Estado para pedir que lo retiren. Y el tribunal le ha dado la razón.