Rebelión en Europa contra el tope al gas propuesto por la Comisión

F. Fernández LA VOZ

ACTUALIDAD

OLIVIER HOSLET | EFE

España califica el mecanismo como una «broma de mal gusto»

25 nov 2022 . Actualizado a las 08:11 h.

Quince de los 27 ministros de Energía de la Unión Europea se rebelaron este jueves contra la propuesta de la Comisión de intentar aplacar el precio del gas natural implantando un tope a las cotizaciones cuando estas alcancen los 275 euros por megavatio hora durante dos semanas seguidas. Algo que no ha ocurrido nunca hasta ahora y, que por tanto, no servirá para nada. Así lo consideran este grupo de países opositores, liderado por España. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, consideró que el mecanismo «parece diseñado para garantizar que nunca jamás se llegue a aplicar y eso nos parece que es una broma de mal gusto por parte de la Comisión».

Ribera fue de los primeros ministros en reaccionar de forma airada a la propuesta presentada el martes por la comisaria de Energía, Kadri Simson, para calificarla incluso como una tomadura de pelo.

La ministra española resaltó que «no puede exigirse un precio tan alto que nunca jamás llegará a aplicarse», porque, recordó, el mecanismo exige que se alcancen esos 275 euros durante quince días seguidos, «algo que nunca ha ocurrido y que, si ocurriese, Europa tendría un problema tan serio que no haría falta que se hiciese nada, porque sería tan serio que probablemente no podría recuperarse de ese estado de shock».