La firma de A Mariña que apostó por las casas pasivas en Galicia y Asturias, reconocida entre las que más crecen

María Cuadrado Fernández
MARÍA CUADRADO FOZ / LA VOZ

ACTUALIDAD

El diseño, el interiorismo y la construcción de esta vivienda de A Mariña lleva el sello de Método Crea
El diseño, el interiorismo y la construcción de esta vivienda de A Mariña lleva el sello de Método Crea M. Crea

Método Crea recibió la distinción Ardán de empresa gacela

28 nov 2022 . Actualizado a las 08:25 h.

Método Crea 44 S.L., con sedes en Foz y Tapia de Casariego, ha sido distinguida recientemente como empresa gacela por el Consorcio de la Zona Franca de Vigo. En base a los indicadores Ardán de 2022 y al período analizado entre 2018 y 2020, la firma especializada en arquitectura, interiorismo y construcción ha obtenido este reconocimiento por presentar una tasa de crecimiento elevada y constante en su cifra de ingresos, por encima del 25 % durante tres años consecutivos, «siempre y cuando la cifra de facturación del primer año del período de análisis supere los 300.000 euros».

Desde el consorcio sostienen que en esta edición solo un 4 % de las más de 35.000 empresas analizadas en Galicia ha conseguido «superar los exigentes parámetros» para obtener los reconocimientos.

Para Jorge Martínez, responsable de Método Crea y con un equipo de trece profesionales (directos y colaboradores), la distinción representa un espaldarazo a la actividad realizada durante años, centrada tanto en el asesoramiento personalizado y en servicios llave en mano como en la apuesta por las casas pasivas: «Hace años optamos por cubrir las necesidades del cliente en el acompañamiento del 100% de todo el proceso, de diseño y constructivo. Fue una apuesta complicada y compleja para nosotros porque había que hacer equipo».

La empresa ofrece un asesoramiento personalizado al cliente a lo largo de toda la obra
La empresa ofrece un asesoramiento personalizado al cliente a lo largo de toda la obra Gema Fernández

Anticipándose a medidas obligatorias de las Administraciones que velan por la sostenibilidad y al impacto por el actual encarecimiento de la energía, la firma irrumpió en 2018 en la comarca mariñana y en el Occidente astur con el passivhaus y las viviendas de bajo consumo.

Jorge Martínez reconoce que fue una decisión arriesgada que les obligó a especializarse: «Cuando empezamos, la gran mayoría de la gente no sabía lo que eran las casas pasivas. Ahora, las cosas han cambiado y el ciudadano ya maneja más información cuando contacta con nosotros en busca de asesoramiento. Dimos un salto importante en este campo».

Reconoce que este reconocimiento es motivo de satisfacción y un refuerzo para premiar la labor de la plantilla, un reconocimiento público al trabajo de todo un equipo. Cree que les puede abrir puertas a nuevos proyectos «porque te posiciona y también de cara a futuros inversores». Es también —apunta— un plus de confianza para la consolidación de la empresa y un apoyo a negocios del sector que se atreven a innovar sin renunciar a la calidad.

Actualmente trabajan en obras en Ribadeo, Cervo y Villacondide (Coaña) y van a iniciar actuaciones en As Pontes, Navia y Otur (Valdés). «El 95 % son casas pasivas», puntualiza el responsable del negocio, cuya firma luce en trabajos ejecutados o aún abiertos en las comunidades de Galicia y Asturias.