La firma y la factura electrónica que ahorran a las empresas 30 millones al año

ACTUALIDAD

La compañía gallega Docuten lleva más de una década acortando los procesos más tediosos de sus clientes y reduciendo su impacto ecológico

18 ene 2023 . Actualizado a las 14:45 h.

Llevan más de una década dando mucho que hablar. Lo suyo es ayudar a otras empresas a digitalizarse. Ellos les ofrecen dar un giro a sus documentos gracias a soluciones como la firma digital y la facturación electrónica. Sus clientes automatizan así las tareas del día a día y pueden beneficiarse de sus ventajas. Los procesos más tediosos desaparecen y las empresas, que además reducen su huella ecológica, tienen siempre a mano y seguros sus documentos. Un proceso que parece sencillo, pero que da grandes resultados: las compañías disponen de más tiempo para otras tareas, son más productivas y notan los efectos en su cuenta de resultados.

La gallega Docuten encontraba hace más de diez años un nicho de negocio único que ahora se traduce en cifras. Solo en el 2022, sus clientes se han ahorrado un total de 31.125.979 millones de euros. Todo gracias a la digitalización de los procesos de firma y facturación. 

Su producto más demandado es la firma digital. Esa digitalización de los procesos en los documentos les permite ahorrar papel y todos los inconvenientes que implica el formato físico. Una solución que han llevado ya a más de 300 clientes de todo tipo. Desde pymes y medianas empresas a grandes compañías. «Nuestros servicios están especialmente diseñados para dar valor a empresas en crecimiento, pero cualquier compañía, independientemente de su tamaño, puede sacar partido de digitalizar sus procesos administrativos», dicen desde el equipo de esta empresa con sede en A Coruña. Ellos son ya 40 trabajadores que ven ahora como crece con fuerza otra de las patas de su negocio. Y es que aumenta la demanda de soluciones de digitalización de factura electrónica, tanto para su emisión -«debido a los cambios legislativos que se avecinan con la ley Crea y Crece»- como para su recepción, que ayuda a mejorar la gestión de los proveedores. 

Sus clientes están prácticamente en todas las comunidades autónomas. Además, están empezando a trabajar con compañías portuguesas. «Ya tenemos varios clientes de referencia como Delta Cafés». En nuestro territorio, trabajan para grandes firmas como Abanca, Altia o Nortempo. Ellos son testigo de que estos procesos que antes el tejido empresarial no entendía, son ahora «una realidad» en buena parte de las compañías. Toca ser competitivos y diferenciarse. Sus clientes buscan la mayor eficiencia en todas sus áreas para acelerar su crecimiento. «Se acorta el tiempo de los procesos, adquieren información en tiempo y forma y los trabajadores pueden dedicar su jornada a labores que aporten valor real a la compañía, lo que repercute en toda la cadena de valor de la empresa», explican. Al margen del ahorro económico, tienen medido también su impacto en tiempo: en el 2022 le han ahorrado a otras compañías casi dos millones de horas de trabajo. 

Otro de los puntos a destacar: la reducción de la huella ecológica. Sin papel, se evita la tala de más de 900 árboles; se reducen en 7.399 kilos las emisiones de CO2 o, lo que es lo mismo, las emisiones que tiene un coche de gasolina medio en casi 52.000 kilómetros. Además, su trabajo también ha tenido impacto en el ahorro de agua: unos 112.111.000 litros. Sería el agua que gastan 842 personas en España cada día. 

«Estamos muy orgullosos de los resultados alcanzados por nuestros clientes gracias a nuestras soluciones digitales», dice Brais Méndez, CEO de Docuten. «Creemos que el futuro de la gestión de documentos se encuentra en nuestras soluciones y estamos comprometidos a seguir ofreciendo productos innovadores que ayuden a las empresas a crecer y prosperar».

Más tiempo, dinero y productividad

Gladys Vázquez

Ahorran tiempo y dinero a las empresas en algunos de sus procesos más cotidianos. Tareas que, en muchos casos, no han dado el salto definitivo al mundo digital. Eliminan la presencia física o que los documentos de una firma tengan que estar viajando de un lado a otro. Docuten encontraba hace una década un nicho de mercado en el que cada vez tienen más pretendientes. Lo suyo es ofrecer servicios de firma digital, factura electrónica y, desde finales del pasado año, facturas y cobros.

A Brais Méndez y a Ángel Aparicio, CEO y director de producto de esta firma radicada en A Coruña, se les encendió la bombilla en un evento. «Vimos las necesidades que empezaban a tener las empresas. Las soluciones en el 2009, tanto de firma digital como de factura electrónica, eran complejas y escasas. Era necesario crear soluciones sencillas e intuitivas. Ese reto nos hizo emprender», explica Méndez.

Seguir leyendo