Así se enriquecían el clan de Los Miami y Ana María Cameno, la reina de la coca

Nacho de la Fuente
NACHO DE LA FUENTE REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD · Exclusivo suscriptores

Ana María Cameno, conocida como la reina de la coca, junto al resto de acusados en el arranque del juicio en la Audiencia Nacional.
Ana María Cameno, conocida como la reina de la coca, junto al resto de acusados en el arranque del juicio en la Audiencia Nacional. FERNANDO VILLAR | EFE

La red de narcos tenía millones de euros ocultos en zulos, un laboratorio nunca visto y «cocineros sudamericanos» de la droga trabajando a destajo en una finca

11 abr 2023 . Actualizado a las 17:04 h.

Una red de pisos de seguridad en zonas exclusivas de Madrid, millones de euros escondidos en zulos o falsas paredes, un laboratorio nunca visto por la policía y «cocineros sudamericanos» de la droga trabajando a destajo en una casa de grandes dimensiones cercana a Villanueva de Perales, a unos 40 minutos de la capital madrileña. Así trabajaba Ana María Cameno, la reina de la coca. «Habría unas treinta toneladas de productos químicos líquidos y sólidos en diferentes zonas, nunca se había visto algo así», destacó uno de los policías que registraron la finca el 7 de enero del 2011.

En esta vivienda, además de drogas como cocaína, hachís y marihuana, encontraron armas de fuego, casi 700.000 euros en efectivo escondidos en un habitáculo, billetes colombianos y cubanos, máquinas de contar dinero, cerca de 400 teléfonos móviles y numerosa documentación falsa.

El pasado lunes se reanudó en la Audiencia Nacional el juicio a 81 acusados de introducir entre el 2007 y el 2011 en España al menos siete toneladas y media de cocaína y blanquear ingentes cantidades de dinero, entre otros delitos. Hasta 66 de ellos han llegado a acuerdos con el fiscal para confesar los hechos a cambio de ser condenados a penas menores. Entre los acusados que han pactado con el fiscal se encuentran Ana María Cameno y su entonces marido, David Vela, que aceptan una pena que será muy inferior a los 39 años y 9 meses de prisión que pedía el fiscal.

En algunos de los pisos y en cafeterías de diversas zonas de Madrid, la reina de la coca mantuvo reuniones con presuntos responsables de otras ramas de la organización como los hermanos colombianos Raúl y Víctor Juárez Smith y Lauro Sánchez, según informa Efe. En algunos de sus desplazamientos, utilizaba a una persona como chófer y a su marido como escolta, ya que iba delante en una moto en labores de contravigilancia.

En uno de los pisos usados por Cameno en Madrid, concretamente en la calle de Jaenar, encontraron una «cantidad ingente» de maletas de viaje, algunas con restos de cocaína, que supuestamente eran usadas para transportar la droga. En otro inmueble de la capital usado por el matrimonio, en la calle de Estanislao Gómez, hallaron cerca de 300 paquetes de cocaína, 110.000 euros en efectivo, dos máquinas para contar dinero, tres balanzas para pesar droga y más de un centenar de teléfonos móviles.

 «Ingentes cantidades»

Un inspector jefe de policía declaró en el juicio a la banda de los Miami que sus presuntos líderes, los hermanos Álvaro y Artemio López Tardón, eran los proveedores de la reina de la coca. Blanquearon «ingentes cantidades» de dinero de la droga y se sospecha que hay más dinero oculto, además de los 26 millones de euros hallados en un chalé que tenían en la avenida de Las Azaleas de Madrid. El inspector explicó que pudieron localizar la lujosa vivienda gracias a la declaración que prestó en Estados Unidos Sharon C., la exnovia de Álvaro López Tardón, que vivía con él en Miami. Ella decidió denunciarle en venganza por los malos tratos que recibía.

El registro en el chalé fue muy laborioso. En un principio, encontraron más de un millón de euros en un garaje procedente de la venta de cocaína. Posteriormente «en un tabique que hubo que perforar» se hallaron otros cinco millones más. Como no encontraban más dinero, el responsable policial dijo que contactó por Skype con Sharon C. en Estados Unidos.

«Ella me dijo que vio cómo se hicieron esas obras, que escondieron muchos más millones y me dijo dónde teníamos que taladrar. Gracias a ello, dimos con el zulo bajo el suelo en el que se ocultaban unos 20 millones más». «Pero pienso que había más millones escondidos en algún lugar que se nos escapó», declaró el inspector de Policía.

El agente comentó que Ana María Cameno entregó unos 19 millones de euros a los hermanos López Tardón durante año y medio, aproximadamente, como pago por entregas de cocaína. El FBI, fruto de las pesquisas en Estados Unidos, comunicó que encontró un manuscrito en poder de Álvaro López Tardón que se correspondía con anotaciones de entregas. Blanqueaban el dinero a través de un entramado societario y docenas de cuentas en múltiples entidades bancarias. Además, usaban como «tapaderas» concesionarios de vehículos de lujo en Madrid.

Álvaro López Tardón no se sienta en el banquillo porque cumple 150 años de prisión en EE.UU. La reina de la coca es la única acusada que se encuentra en prisión, ya que cumple una pena de 16 años de cárcel en otro procedimiento por narcotráfico.