Katalín Karikó y Drew Weissman logran el Nobel de medicina por las vacunas de ARN contra el covid

Juan Ventura Lado Alvela
J. V. Lado REDACCIÓN / AGENCIAS

ACTUALIDAD

Karikó y Weissman durante la recogida de un premio en Japón en abril del año pasado
Karikó y Weissman durante la recogida de un premio en Japón en abril del año pasado POOL | REUTERS

Su trabajo ha abierto la puerta para desarrollar respuestas contra numerosas enfermedades

02 oct 2023 . Actualizado a las 14:15 h.

La bioquímica Katalín Karikó y el inmunólogo Drew Weissman acaban de ser distinguidos con el Premio Nobel de Medicina y Fisiología por su trabajo de más dos décadas con la tecnología de ARN mensajero que ha posibilitado el desarrollo en tiempo récord de las primeras vacunas contra el covid-19. Una investigación que ha abierto la puerta al desarrollo de otras muchas vacunas contra diferentes enfermedades.

Los miembros de la academia encargados de describir las figuras de los galardonados y contestar las preguntas de la prensa destacaron la importancia de dar a conocer el trabajo de estos investigadores como el mejor antídoto contra la intoxigación informativa de los movimientos antivacunas. Los describieron como «excepcionales» y «apasionados» de su trabajo.

«Han cambiado de manera radical nuestra comprensión de cómo interactúa el ARNm con nuestro sistema inmunológico», destacan desde el Instituto Karolinska que entrega los premios. El premio es, a su juicio, la mejor prueba de que detrás de un desarrollo extremadamente acelerado de estas vacunas hay décadas de investigación básica que lo ha hecho posible.

Además, la plataforma que han creado deja ahora un camino allanado para que otros científicos puedan desarrollar vacunas para, por ejemplo, enfermedades como el cáncer. «A través de sus descubrimientos fundamentales sobre la importancia de las modificaciones de bases en el ARNm, los premios Nobel de este año contribuyeron de manera fundamental al desarrollo transformador durante una de las mayores crisis de salud de nuestro tiempo», ha señalado el comité.

Estos científicos suceden al sueco Svante Pääbo, premiado en 2022 por sus descubrimientos sobre el genoma de homínidos extinguidos y la evolución humana. Mañana le tocará el turno al premio de Física y, al día siguiente, al de Química, ambos otorgados por la Real Academia Sueca de las Ciencias.

La Academia Sueca revelará el jueves el ganador en Literatura, y cerrará la semana otro de los premios que más expectación genera, el de la Paz, el único que se otorga y se entrega fuera de Estocolmo, en Oslo, por decisión del creador de los premios, el magnate sueco Alfred Nobel (1833-1896), ya que Noruega formaba parte entonces del Reino de Suecia.

El Nobel de Economía, instituido en 1968 por el Banco de Suecia, cerrará la ronda de ganadores el día 9. Todos los premios siguen un proceso de selección parecido: científicos, académicos o profesores universitarios nominan a sus candidatos y los distintos comités Nobel establecen varias cribas hasta elegir al ganador o ganadores, hasta tres por categoría.

Y tienen la misma dotación económica, este año de 11 millones de coronas suecas (947.000 euros). Los Nobel se entregan en una doble ceremonia el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de su creador: en Oslo, para el de la Paz; y en Estocolmo, para el resto de galardones.