El precio del gas sube más de un 10 % tras el posible sabotaje de un gasoducto en Finlandia

Europa Press MADRID

ACTUALIDAD

LEHTIKUVA | REUTERS

El Gobierno de ese país teme que la fuga se trate de una acción intencionada, como ocurrió con el tubo ruso Nord Stream que suministraba hidrocarburo ruso a Alemania

10 oct 2023 . Actualizado a las 18:18 h.

El precio de los futuros del gas natural ha reaccionado con subidas superiores al 10 % después de que haya trascendido una fuga de suministro detectada en un gasoducto que conecta Finlandia con Estonia, así como por la situación en Israel, después de la interrupción de las operaciones en un importante yacimiento operado por Chevron, lo que podría limitar los suministros de la región del Mediterráneo oriental.

De este modo, el coste de los contratos de futuros europeos de gas (TTF holandés) para entrega en noviembre subían más de un 10 %, hasta más de 48 euros por megavatio, lo que implica un alza de casi el 30 % desde el cierre del pasado viernes.

Este repunte se produce después de que las autoridades de Finlandia hayan expresado sus sospechas de que una fuga de suministro detectada en un gasoducto que conecta con Estonia pudo no deberse a un accidente y ya se han puesto en contacto con otros socios europeos, así como con la OTAN, para plantear el posible alcance de lo que parece por el momento un sabotaje.

El domingo, las empresas operadoras alertaron de una bajada imprevista de la presión en esta tubería submarina, el Balticconnector, lo que ha derivado en investigaciones para determinar el origen y esclarecer si pudo deberse a algún tipo de acción intencionada, como fue en su día el sabotaje a los gasoductos Nord Stream, que suministraban gas ruso a Europa, principalmente a Alemania.

El primer ministro finlandés, Petteri Orpo, ha reconocido ante los medios que la fuga, detectada en la zona económica de Finlandia, no pudo deberse a una circunstancia derivada del uso normal del gasoducto. Asimismo, ha alertado de un posible fallo en un cable de datos, en este caso en la zona bajo control de Estonia, según la cadena YLE.

El presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, ha afirmado en un comunicado que probablemente ambos incidentes se deban a algún tipo de actividad externa y, dentro del «contacto constante» que se ha iniciado con otros socios, ha hablado ya este martes con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

La Alianza Atlántica se ha ofrecido a ayudar en las investigaciones, como ha confirmado Stoltenberg en un mensaje publicado en su cuenta de la red social X, la antigua Twitter, en el que, sin embargo, no ha especulado sobre el posible origen de esta fuga.