Uno de cada tres chicos de 12 y 13 años ha probado el alcohol

María Viñas Sanmartín
maría viñas REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

AGOSTIÑO IGLESIAS

Uno de cada cuatro ha fumado en alguna ocasión cigarrillos electrónicos

28 dic 2023 . Actualizado a las 19:31 h.

El 34,6 % de los estudiantes españoles de 12 y 13 años —1.º y 2.º de ESO— reconoce haber consumido alcohol al menos una vez en su vida. El porcentaje asciende a 41,5 % si se pregunta solo a los de 13 y baja a 26,9 % si se consulta únicamente a los de 12. Y hasta uno de cada cinco ha bebido en el último mes, según un estudio realizado por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre drogas que complementa su encuesta anual sobre el uso de drogas entre alumnos del segundo ciclo de educación secundaria.

El trabajo muestra que el consumo de bebidas alcohólicas entre chicos de 12 y 13 años es muy inferior al de los de 14 a 18, y que entre los más jóvenes es similar entre ambos sexos, pero que a medida que van creciendo son las chicas las que beben más que los chicos. Ellos, sin embargo, lo prueban antes, sobre los 11 años.

El 7,2 % de los alumnos de 1.º y 2.º de ESO reconoce haberse emborrachado alguna vez en su vida; el 5,8 %, en el último año y solo el 2 % en el último mes. Atendiendo al sexo, la prevalencia de intoxicaciones etílicas agudas entre los estudiantes de 12 y 13 años es mayor entre las chicas que entre los chicos, fenómeno que también se observa en los de 14 a 18 años, donde las borracheras están más extendidas entre las chicas. Y cuanto mayor es el consumo de alcohol en padres, mayor es del hijo.

La mitad de los chicos que han visto a su padre beber todos o casi todos los días ha probado el alcohol, elevándose esta proporción hasta el 62,2 % en los casos en los que es la madre la que abusa de esta sustancia. Hasta un 40,8 % de los estudiantes que conviven con un progenitor que consume alcohol a diario han tomado alguna bebida alcohólica en el último año, el doble de los que no ven el hábito en casa.

Los adolescentes suelen comprar el alcohol en tiendas de barrio o en supermercados, a pesar de la venta está prohibida a menores de 18 años, y uno de cada tres lo consigue en su propia casa. El 45,4 % declara haberlo adquirido a través de otras personas, mayores de edad, siendo este el principal canal por el que acceden a él. Un 35 % lo ha consumido en casa de otra persona y un 40 % en la calle: en parques, en plazas, en playas o en espacios públicos abiertos.

El informe revela además que muy pocos chicos de 12 y 13 años fuman —solo el 8,5 % dice haberlo probado—, pero que hasta uno de cada cuatro (25,2 %) ha consumido cigarrillos electrónicos, un 11 % en el último mes. Aquí se ve una gran diferencia entre los alumnos de 12 y los de 13: un 14,5 % de los de 13 años han fumado algún cigarro electrónico en los últimos 30 días, lo que solo ha hecho un 7,6 % de los de 12.

Uso compulsivo de internet

Las chicas están más enganchadas al móvil, advierte la encuesta de Sanidad. El posible uso problemático de internet en los estudiantes de 1.º y 2.º de ESO en los últimos 12 meses se sitúa en el 14,5 %, con una prevalencia del 18 % en el caso de ellas. En los alumnos de 14 a 18 años se dispara al 20,5 %, y en concreto en las mujeres al 25,9 %. Una de cada cuatro tendría problemas de adicción con el teléfono.

En cuanto al juego con dinero, el sondeo revela que el 9,3 % de los chicos de 12 y 13 años ha apostado o invertido online en los últimos 12 meses, una práctica que está notablemente más extendida en los niños que en las niñas, usuarios habituales de videojuegos. Tal y como recuerda el informe, hoy en día existen multitud de juegos virtuales donde se usa una moneda propia que puede llevar a equívoco a la hora de entender que se está «ganando dinero». También hay que tener en cuenta el millonario mercado de adquisición de skins —apariencias de personajes— y armas virtuales para mejorar los avatares y llegar más lejos en la partida a cambio de determinadas aportaciones económicas.