Montero pide disculpas a Tellado por aludir a su calvicie: «No tenía voluntad de humillar»

La Voz

ACTUALIDAD

La vicepresidenta primera del Gobierno de España y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante una de sus intervenciones en la convención socialista en A Coruña
La vicepresidenta primera del Gobierno de España y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante una de sus intervenciones en la convención socialista en A Coruña César Quian

La vicepresidenta primera del Gobierno reprocha al PP que no se disculpara tras el supuesto insulto de Ayuso a Sánchez en la investidura

24 ene 2024 . Actualizado a las 11:37 h.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha pedido perdón al portavoz del PP en el Congreso, Miguel Tellado, por referirse a su calvicie y ha señalado que no lo hizo con intención de ofender.

«No tenía ninguna voluntad de provocar ningún tipo de humillación, ofensa o malestar, pero si no ha sido así, por supuesto que me disculpo si se sintió ofendido», ha indicado este miércoles en declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press. Fue el pasado sábado, al intervenir en la convención política que el PSOE celebró en A Coruña, cuando Montero aludió a la calvicie de Tellado, quien a través de redes sociales le replicó preguntándose qué pasaría si él comentara el peinado de una socialista.

«Este hombre que habéis mandado para Madrid, el de las gafas. Bueno, los dos tienen gafas, el que tiene menos pelo», expresó la vicepresidenta primera y número dos del PSOE para referirse a Tellado y diferenciarlo del líder del PP, Alberto Núñez Feijoo.

Por esas palabras se ha disculpado hoy Montero, que ha aprovechado para criticar que «nadie» del PP ha pedido perdón al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, le dedicara unas palabras que varios diputados del PSOE interpretaron como un insulto (hijo de puta) durante la sesión de investidura del socialista.

Ayuso reaccionó así desde la tribuna de invitados del Congreso cuando Sánchez afeó a Feijoo la salida de su antecesor al frente del PP, Pablo Casado, por alertar «sobre un posible caso de corrupción por parte de la presidenta de la Comunidad». Desde el equipo de la dirigente madrileña ironizaron con que lo que había dicho era «me gusta la fruta», que dio pie a una campaña del partido en redes.

«Parece que hay algunos que tienen la piel muy fina porque nada más ni menos que el presidente Sánchez ha tenido durante todas las Navidades una campaña de la fruta, ya saben ustedes a lo que me refiero, y sin embargo nadie ha pedido ninguna disculpa», ha contrapuesto Montero.