El comercio mundial, resentido por triple la crisis en los canales de Suez y Panamá y en Ucrania

efe NUEVA YORK

ACTUALIDAD

SUEZ CANAL AUTHORITY OFFICEHA | EFE

Por el paso que une el Pacífico y el Atlántico han navegado un 36 % menos de barcos y por el que conecta el Mediterráneo y el mar Rojo han circulado un 67 % menos de contenedores, según la ONU

26 ene 2024 . Actualizado a las 08:18 h.

El comercio mundial se encuentra en estos momentos afectado por una tormenta perfecta al coincidir tres crisis en el tiempo: la disrupción de las rutas en Ucrania debido a la guerra, el virtual cierre del canal de Suez por los bombardeos en el mar Rojo y la drástica disminución del tráfico en el canal de Panamá.

Así lo puso de manifiesto en una rueda de prensa telemática en la sede de la ONU Jan Hoffman, jefe de la división de tecnología en la UNCTAD, la organización de Naciones Unidas para el comercio y el desarrollo.

Hoffman explicó que el canal de Panamá tiene actualmente un 36 % menos de tráfico que el año anterior, y un 62 % menos que el previo debido a la caída del nivel del agua por la sequía en la zona, es decir, por causas ligadas exclusivamente al cambio climático.

A esta crisis sin un final a la vista se ha sumado la tensión en el mar Rojo, por donde transita un 20 % de los contenedores del mundo y vital para la conexión entre Europa y Asia. En estos momentos, el tránsito de contenedores ha caído un 67 % comparado a un año atrás, y dado que son los grandes portacontedores los más afectados, el impacto en el volumen total de mercancías supone un porcentaje aún mayor.

Los cargueros que transportan petróleo son ahora un 77 % menos que hace un año, y los que transportan gas (que sufrirían de manera más aparatosa un eventual disparo contra sus depósitos) han evitado por completo la ruta del mar Rojo desde el 16 de enero, precisó.

Esta bajada drástica del tráfico se está reflejando en un aumento de precios (por estacionamiento imprevisto o por un mayor riesgo asumido por las aseguradoras) en grandes puertos como el de Shangái, donde los precios para las la navieras han subido un 122 % en general entre diciembre y el pasado viernes, porcentaje que sube a 256 % en el caso de barcos que van a Europa.

Otro efecto indeseado del cierre virtual del mar Rojo y la disminución de la capacidad en Panamá es la prolongación de las rutas marítimas, pues está obligando a las grandes navieras a circunnavegar Sudamérica o África con el consiguiente consumo suplementario de toneladas de fuel y de impacto en los gases de efecto invernadero.

Hoffman puso como ejemplo los primeros efectos de la guerra de Ucrania, reflejados en una inflación alimentaria que sufrieron sobre todo los países del tercer mundo, y señaló que, en caso de seguir la actual crisis, puede darse por descontada una mayor inflación mundial y retrasos en la cadena logística en general como los que se vieron durante la pandemia de la covid.