China y Rusia advierten a Estados Unidos de que no tome represalias contra Irán

Miguel Palacio NUEVA YORK / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden.
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden. EVELYN HOCKSTEIN | REUTERS

El presidente del país norteamericano, Joe Biden, aseguró que la respuesta tras el ataque con un dron a una de sus bases en Jordania ya está decidida

30 ene 2024 . Actualizado a las 21:58 h.

China y Rusia se unieron este martes a la lista de países que han expresado preocupación tras el ataque de un dron suicida de las milicias yihadistas contra una base estadounidense en Jordania. Ambos llamaron a la «contención» y a la «calma» para evitar una mayor desestabilización en una región golpeada por los cuatro costados.

Horas después, el presidente Joe Biden aseguró que la respuesta ya estaba decidida. No dio más detalles. Según un informe preliminar, el golpe, cuya autoría fue asumida por la milicia Resistencia Islámica —respaldada por Irán—, se habría producido por un error de los encargados de la seguridad aérea en la base.

Una de las hipótesis es que la aeronave enemiga aprovechó que un dron estadounidense estaba regresando para «hacerse pasar por él». Consiguió confundirse con la nave amiga y los sistemas de defensa retrasaron su activación. Fue así como alcanzó el interior de la base. El golpe, además, fue excepcionalmente preciso: dentro de la instalación, que también emplea a nacionales jordanos, impactó contra una zona en la que solo se alojaban soldados estadounidenses. En el momento del impacto, parte de ellos estaban durmiendo.

Irán ha negado cualquier conexión con el incidente. Este martes, Biden evitaba responsabilizar explícitamente a Teherán, aunque, sí los culpaba por «suministrar armas» a los responsables.

El presidente afirmó que ya había decidido sobre la respuesta que dará su país al ataque, pero evitó confirmar en qué consiste esa decisión. Sin embargo, sí repitió uno de los mensajes clave de su administración respecto a la situación en Oriente Medio: su intención sigue siendo evitar una guerra a gran escala.

De momento, la Casa Blanca no confirma ni desmiente si está sopesando la posibilidad de atacar directamente a Irán. Eso sí, al menos una fuente de la Administración Biden declaraba a la cadena ABC que el ocupante del despacho oval recela de esa posibilidad. A cambio, el Pentágono estaría considerando, entre otras opciones, dirigir ataques contra personal iraní en Siria o Irak, o contra buques iraníes en el Golfo Pérsico.