Los cuatro cadáveres encontrados en una vivienda de Toledo no presentan signos de violencia y podrían haberse intoxicado

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

La Policía Nacional investiga la aparición de los cuerpos de una mujer y tres hombres, sin aparentes signos de violencia, en un piso situado en pleno casco histórico de la ciudad

20 mar 2024 . Actualizado a las 09:41 h.

Los cuatro cadáveres pertenecientes a una mujer y tres hombres que fueron encontrados en una vivienda del Casco de Toledo a última hora de la tarde de este martes no presentan signos de violencia, según ha podido confirmar Europa Press de fuentes de la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha, que precisan que podrían haberse intoxicado.

Distintas fuentes de la investigación apuntan por su lado que la intoxicación podría deberse a un escape de gas o de monóxido de carbono, si bien se sigue trabajando para esclarecer los hechos.

Pasadas las 00.30 horas de este miércoles se levantaba el último de los cuatro cadáveres de la vivienda de la Cuesta de Santa Leocadia de Toledo, en pleno Casco Histórico de la ciudad.

El último de los cuerpos corresponde a una mujer que llevaba varias días fallecida, según se ha podido constatar tras las primeras observaciones y tal y como confirman a Europa Press desde distintas fuentes cercanas a la investigación.

Las primeras versiones recabadas del personal que ha atendido la urgencia apuntan a que este cadáver estaba en avanzado estado de descomposición, y podría corresponder a una persona de en torno a 60 años.

Además, según ha confirmado la agencia, en el piso donde han aparecido los cadáveres no hay desorden aparente. Los médicos forenses han trabajado en la zona, acompañados del despliegue de la policía local.

Los cuatro cadáveres estaban repartidos uno en una habitación, otro en una segunda estancia y los otros dos juntos en el mismo habitáculo.

Únete a nuestro canal de WhatsApp

Aparición a las 20.00 horas

La Policía Nacional investiga desde las 20.00 horas de este martes la aparición de cuatro cadáveres, una mujer y tres hombres, en una vivienda del Casco Histórico de Toledo, en la Cuesta de Santa Leocadia, según ha podido confirmar Europa Press de fuentes de Delegación del Gobierno

El hallazgo se produjo después de una llamada de alerta de uno de los allegados de los fallecidos, que desde el pasado viernes no tenía noticias del mismo.

El alcalde de Toledo, Carlos Velázquez, se mostró «consternado» tras la aparición de los cuerpos, y en declaraciones a los medios, apuntó que ahora tocba «dejar trabajar a los profesionales» para esclarecer los hechos.

«Que investiguen para saber los hechos que han acontecido para llegar a este desenlace», ha afirmado, recalcando que aún no se han identificado los cadáveres y que no hay ninguna hipótesis que se pueda esgrimir.