Al menos siete empleados de la oenegé del chef José Andrés mueren en un ataque de Israel en Gaza

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

El conocido cocinero, fundador de la organización, se ha mostrado «desconsolado» y «afligido» y ha pedido a Israel que ponga fin «a esta matanza indiscriminada»

02 abr 2024 . Actualizado a las 15:51 h.

Al menos siete trabajadores de la oenegé World Central Kitchen (WCK), del chef José Andrés, han muerto este lunes por la noche en un bombardeo del Ejército de Israel contra su vehículo en la gobernación de Deir al Balá, en el centro de la Franja de Gaza, en el marco de la ofensiva israelí contra el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás). Entre los fallecidos hay un ciudadano británico, un polaco, uno australiano, dos con la doble nacionalidad estadounidense y canadiense, además de un conductor palestino, según ha informado la propia organización.

Tras conocer el atentado, la oenegé ha anunciado que suspende sus operaciones en Gaza; lo ha hecho en un comunicado en el que explicaba que «el equipo de WCK viajaba en una zona desescalada en dos vehículos blindados con el logo» de la organización. Antes, a través de sus redes sociales, lamentaron que los trabajadores humanitarios «nunca deberían ser un objetivo». «Nos han llegado noticias de que miembros del equipo de World Central Kitchen han muerto en un ataque de las Fuerzas de Defensa de Israel mientras trabajaban para apoyar nuestros esfuerzos humanitarios de entrega de alimentos en Gaza. Es una tragedia. Los trabajadores de ayuda humanitaria y los civiles nunca deberían ser un objetivo. Nunca», ha publicado la oenegé en su cuenta de la red social X, antes Twitter.

También ha confirmado la muerte de varios trabajadores humanitarios el propio chef José Andrés, que se mostró en un mensaje en la red social X «desconsolado» y «afligido» por los familiares y amigos de los fallecidos. Además, ha pedido al Gobierno de Israel que ponga fin «a esta matanza indiscriminada». «Estas son personas (ángeles) con las que serví en Ucrania, Gaza, Turquía, Marruecos, Bahamas, Indonesia. No son personas sin rostro, no son personas sin nombre», ha añadido, recalcando a las autoridades israelíes la necesidad de «dejar de restringir la ayuda humanitaria» hacia el enclave. «No más pérdidas de vidas inocentes. La paz comienza con nuestra humanidad compartida. Tiene que empezar ahora», ha zanjado el chef, pidiendo que se dejen usar «los alimentos como armas» y que se pare de «matar a civiles y cooperantes».

Los trabajadores de World Central Kitchen se encontraban en el enclave palestino en el contexto de la misión humanitaria iniciada junto a la oenegé Open Arms para establecer un corredor humanitario marítimo entre Chipre y la Franja ante las enormes dificultades a las que se enfrentan las operaciones para la entrada de ayuda por tierra.

Se cree que son los primeros trabajadores humanitarios extranjeros asesinados en la guerra de Gaza desde su inicio el 7 de octubre. El conflicto se ha cobrado ya más de 32.800 víctimas, la mayoría mujeres y niños.

Israel anuncia una «investigación en profundidad»

«Tras los informes del incidente en relación con los empleados de la organización World Central Kitchen en la Franja de Gaza, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han comenzado una investigación en profundidad del incidente, que será llevada a cabo por los rangos más altos, con el fin de comprender todas las circunstancias», ha publicado el Ejército israelí en su cuenta de la red social X, antes Twitter.

Asimismo, ha defendido sus «grandes esfuerzos» a la hora de permitir acceso y paso seguro a la ayuda humanitaria hacia la Franja de Gaza, y ha asegurado que trabaja «en plena cooperación y coordinación» con la ONG «con el fin de apoyar sus esfuerzos para proporcionar alimentos y ayuda humanitaria a los residentes de la Franja de Gaza».

Por su parte, el Gobierno estadounidense dijo estar «profundamente preocupado» por el ataque y pidió a Israel investigar rápidamente lo sucedido. Adrienne Watson, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, apuntó en X que su Administración está «desconsolada y profundamente preocupada». «Se debe proteger a los trabajadores humanitarios mientras entregan una ayuda que se necesita desesperadamente, e instamos a Israel a investigar rápidamente lo sucedido», concluyó.

También el primer ministro de Australia, Anthony Albanese, se ha referido a este ataque y ha pedido a Israel «rendir cuentas» por la muerte de una trabajadora humanitaria australiana. El Ejecutivo de Camberra ya se ha contactado «directamente» con el gobierno israelí y con el embajador de ese país en Australia, Amir Maimon, para esclarecer este suceso «completamente inaceptable» y que va «más allá de cualquier circunstancia razonable», explicó Albanese a periodistas en la ciudad de Brisbane.

«Australia espera una total rendición de cuentas por la muerte de trabajadores humanitarios que es inaceptable», remarcó el mandatario al insistir que se trata de «una tragedia que nunca debió ocurrir».

Sánchez exige a Israel que aclare las circunstancias del «brutal» bombardeo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha exigido este martes a Israel que aclare las circunstancias del «brutal» bombardeo en Gaza el que han fallecido siete cooperantes de la oenegé World Central Kitchen del chef español José Andrés. «No hacían otra cosa que ayudar», dijo desde Jordania, la primera parada de una gira por Oriente Medio que durará hasta el miércoles.

Además, ha reclamado a Israel que de forma «urgente» permita el acceso de ayuda humanitaria a la Franja «tal y como exigen diversas instancias internacionales, incluida la Corte Internacional de Justicia», ha apuntado. En este sentido ha recordado a Israel que las decisiones de este órgano son «de obligado cumplimiento».