Rafael Amargo estalla tras ser absuelto de tráfico de drogas: «Una barbarie que le ha hecho daño no solo a mí, a la danza»

LA VOZ REDACCIÓN

ACTUALIDAD

El bailaor pedirá «responsabilidades» por los cuatro años que han pasado desde que fuera acusado. Su abogado, Marcos García Montes, señala en rueda de prensa la participación de «una mano negra con carné de policía»

15 may 2024 . Actualizado a las 17:48 h.

El bailaor flamenco Rafael Amargo (Valderrubio, Granada, 1975) ha avanzado este miércoles que pedirá responsabilidades a las autoridades policiales por los cuatro años de «barbarie» que ha vivido desde que fue detenido en 2020, reclamando los daños que han sufrido él y su familia, tras la sentencia que le absuelve por tráfico de drogas.

Rafael Amargo ha ofrecido una rueda de prensa junto a su abogado, Marcos García Montes, un día después de conocer la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que le ha absuelto del delito de tráfico de estupefacientes del que era acusado junto al productor Eduardo de Santos y el socio Manuel Ángel Batista. Los tres han sido absueltos en una sentencia que es recurrible, al considerar los magistrados que no se cumplieron las exigencias legales para acordar las escuchas telefónicas, por lo que anulan tanto esa prueba como el registro en el piso del artista.

Amargo, que se ha emocionado en varias ocasiones en una comparecencia ante decenas de periodistas, ha dejado claro que pedirá responsabilidades a la Policía por cómo llevó a cabo la investigación, ya que lleva cuatro años de «barbarie» en los que no ha podido trabajar y él y su familia han sido señalados y amenazados. «Sí que pensamos pedir responsabilidad a las instituciones policiales, por la detención, por todo el tipo de mecanismo de publicidad y sobre todo por el daño a la familia y a la intimidad personal, familiar y sobre todo profesional de Luciana y de Rafael con todo este procedimiento», ha precisado su abogado, Manuel García Montes, en la comparecencia conjunta. «Yo creo que la policía española, que trabaja magníficamente bien, no tiene que seguir parámetros de esta actuación policial que es de verdad lamentable», son los términos que ha empleado Montes ante los periodistas.

Su letrado ha precisado además que en la causa ha habido «una mano negra detrás, con carné de policía», refiriéndose al inspector jefe del caso que, según ha recordado, es un mando «vinculado en la causa del comisario Villarejo con la doctora Pinto», y ha añadido que «se ha faltado a la verdad en el atestado policial, y se va a hacer la reclamación correspondiente».

También reclamarán daños y perjuicios, por la vía contencioso administrativa los otros encausados, según han confirmado ya sus letrados, Armando Lucendo y Alejandro Rivilla, a diferentes agencias de información. El productor Eduardo de Santos estuvo en prisión provisional 6 meses, como Amargo, por no cumplir con la obligación de ir a firmar. En este sentido, el abogado de Amargo ha precisado que no van a solicitar indemnización por el tiempo transcurrido en prisión «porque aquello fue un error inconsciente de Rafael». El bailaor también precisó que una cosa que hizo mal fue no ir a firmar al juzgado -«en la cárcel me metí yo, lo hice mal y pido perdón»- y ha afirmado que ahora tratará de «empezar de cero pero con 49 años».

Amargo ha dado ya una «exclusiva» a una cadena de televisión

En la rueda de prensa, Amargo ha contestado a numerosas preguntas de los periodistas, agradeciendo el interés pero sin dar muchos detalles porque, según ha dicho varias veces, se ha comprometido a una entrevista más extensa el viernes en una televisión y ha dicho que no puede «cargarse» un programa que es «el primero con el que comer tras cuatro años».

Rafael se ha mostrado contento y también agradecido con sus abogados actuales y con los jueces, que le han dado la razón en una sentencia con la que -ha sostenido- ya puede hablar de un asunto sobre el que ha estado callado durante años. «Se ha hecho mucho daño también a la cultura y a la danza, ya que había 35 personas en la compañía que fueron al paro, y a mi familia y a mis hijos», ha puesto de relieve, recordando que su mujer Luciana Bongianino estuvo investigada y sus hijos recibieron amenazas.

El letrado García Montes ha explicado finalmente que el artista se ha rehabilitado gracias al tratamiento que sigue con Proyecto Hombre y ahora ya no es la persona enferma de 2020, sino «otro hombre».