La polémica acecha a la formación de Gobierno en Países Bajos con el perfil de los posibles ministros

Imane Rachidi LA HAYA / EFE

ACTUALIDAD

El líder del Partido por la Libertad, Geert Wilders.
El líder del Partido por la Libertad, Geert Wilders. KOEN VAN WEEL | EFE

Los nombramientos no se han hecho oficialmente públicos, pero fuentes de la negociación han filtrado ya la mayoría de los ministeriables a la prensa local

13 jun 2024 . Actualizado a las 18:12 h.

Un posible ministro de Migración que cree que la política migratoria es «un gran crimen contra el pueblo neerlandés» y otra ministra que fue expulsada del gobierno anterior por Mark Rutte son dos de los candidatos al gabinete que está formando el ultraderechista Geert Wilders en Países Bajos. El futuro gobierno estará compuesto por 15 ministerios, tres de ellos de nueva creación, según la distribución de puestos ministeriales publicada por los partidos. Los nombres de los candidatos a ocupar esas carteras no se han hecho oficialmente públicos, pero fuentes de la negociación han filtrado ya la mayoría de los perfiles a la prensa local.

Uno de los nombres más polémicos es el del israelí Gidi Markuszower, que ocupa un escaño en el Parlamento neerlandés desde el 2017 por el Partido de la Libertad (PVV), la derecha radical de Wilders y ahora es candidato a viceprimer ministro y ministro de Asilo y Migración. En el 2010 fue expulsado de la lista electoral del PVV después de que el Servicio de Inteligencia y Seguridad (AIVD) advirtiera al partido de que supone «un riesgo para la integridad» de Países Bajos porque habría transferido información a empleados de servicios secretos extranjeros, algo que Markuszower niega.

Cinco años después, volvió a estar en la lista del PVV y fue elegido para el Senado hasta el 2017, cuando pasó a ser portavoz de Asilo para la ultraderecha en el Parlamento, protagonizando enfrentamientos con otros diputados con lenguaje muy criticado. «Si el secretario de Estado realmente quiere que esos barcos y los terribles accidentes asociados se detengan, debe decir claramente a todos esos buscadores de fortuna: 'No vengan a Países Bajos, cerramos nuestras fronteras'», señaló Markuszower.

En el 2021, calificó la política migratoria como «un gran crimen contra el pueblo neerlandés» y defendió que los políticos responsables «deberían ser llevados ante un tribunal». Además, criticó recientemente la presencia de refugiados ucranianos en el país y argumentó: «Es comprensible que la gente de Ucrania quiera quiera venir aquí, total, no pagan alquiler, gas, agua ni electricidad».

Otra candidata que aporta la derecha radical de Wilders es la economista Reinette Klever, que estaría a cargo de la cartera de Comercio Exterior y Ayuda al Desarrollo. En el 2016, abogó por eliminar esa ayuda y usar esos fondos para cofinanciar el seguro médico obligatorio. Es miembro del consejo y comentarista de la emisora Ongehoord Nederland (ON), que recibió varias multas de la empresa de radiodifusión pública de Países Bajos (NPO) por violar el código ético periodístico.

Klever defiende la política de ON y ha compartido mensajes en los que habla de «inmigración masiva» que «invade» el país o «histeria climática». También está Mona Keijzer, con una carrera política conflictiva. Fue secretaria de Estado de Economía en el anterior gabinete, por los democristianos de CDA, pero fue expulsada en 2021 por Rutte después de que criticara públicamente la política del gobierno en la pandemia, cuando éste enfrentaba malestar social y luchaba contra las teorías de la conspiración.

Abandonó CDA el año pasado, después de luchar sin éxito por el liderazgo del partido en dos ocasiones. Keijzer es conocida por sus polémicas opiniones, como las de hace dos semanas, cuando afirmó que «el odio a los judíos es casi parte de la cultura islámica», algo que le valió muchas críticas, pero no le costó el apoyo de su actual partido, el BBB. Es candidata a viceprimera ministra y ministra de Vivienda.

En total, habrá cuatro viceprimeros ministros, uno para partido socio de la coalición. Los otros dos son el democristiano Eddy van Hijum (NSC) y la liberal Sophie Hermans (VVD), a quien Wilders trató de manera despectiva en numerosas ocasiones durante los debates parlamentarios. «Para mí, usted sigue siendo la que le lleva los bolsos y la que asiste a Rutte», le dijo.

A pesar de que el pacto de gobierno sostenía que la mitad del gabinete serían tecnócratas, al final el único no vinculado a la política es el candidato a primer ministro, Dick Schoof, un funcionario con experiencia en temas de seguridad y asilo. Cinco posibles ministros son de la ultraderecha, cuatro liberales del VVD, cuatro democristianos de NSC y dos del partido de los granjeros BBB.

Los cuatro partidos se han propuesto el 26 de junio como fecha límite para anunciar la formación del nuevo gobierno en Países Bajos.