El verano de la nueva normalidad en Asturias: ¿con o sin mascarilla?

«Ya estamos recuperando la normalidad a marchas forzadas», dice el vicepresidente autonómico, que indica que los objetivos de la campaña de vacunación se están cumpliendo y ahora llega una importante remesa de vacunas

Asturias camina hacia un verano de nueva normalidad, en el que incluso podría relajarse el uso de la mascarilla en espacios abiertos en julio si la evolución de la pandemia sigue siendo favorable y la vacunación mantiene el ritmo actual. Es el planteamiento que está estudiándose en el Ministerio de Sanidad. «Ya estamos recuperando la normalidad de hecho a marchas forzadas. Que se esté discutiendo el momento en el que podríamos no tener que usar la mascarilla al menos en espacios abiertos no significa que tengamos que adquirir demasiadas confianzas con el virus, que sigue circulando y obliga a seguir adoptando las precauciones básicas, pero vamos en tránsito hacia una normalidad», indica el vicepresidente del Gobierno asturiano y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño.

Parte del verano en Asturias, en el que hasta esta pandemia abundaban los eventos veraniegos multitudinarios, dependerá de lo que hoy se debata en el Consejo Interterritorial de Salud. El ministerio pondrá sobre la mesa una propuesta que contempla la celebración de eventos multitudinarios de entre 1.000 y 2.500 personas, pero teniendo en cuenta siempre el nivel de incidencia acumulada de cada territorio y siempre con mascarilla obligatoria. La incidencia acumulada de covid deberá ser, según esta propuesta, inferior a 25 casos por 100.000 habitantes.

Asturias hoy, para hacerse una idea, acumula una incidencia de 38,97. El Gobierno autonómico, como en anteriores etapas de desescalada durante la pandemia, esperará a que haya un protocolo nacional que regule la celebración de eventos veraniegos hasta tomar decisiones. «Aquí tenemos una regulación, que es la que existe, y no la vamos a mover hasta que el consejo interterritorial exprese la opinión en formato de protocolos y documentos», explica Cofiño.

Espectadores en las ligas de fútbol de Segunda B

La asistencia de aficionados al partido del Sporting en el Molinón, recuerda, respondió a que estos eventos dependen del Consejo Superior de Deportes, y así estaba establecido cuando un territorio pasa al nivel 1 debido a la baja incidencia. El Gobierno asturiano, en todo caso, sí está valorando que alguna actividad futbolística, como las ligas de Segunda B que ahora están en fase de ascenso, también admitan un porcentaje de espectadores «por homogeneizar situaciones que dependen de nosotros».

Ocio nocturno, hasta las dos y sin bailes

En cuanto al ocio nocturno, que tras un año cerrado ahora puede abrir hasta la una de la madrugada, la propuesta de Sanidad que se aborda hoy pasa por extender el horario una hora más como máximo, hasta las dos de la madrugada, durante el verano o cuando este vacunado con la pauta completa el 70% de la población, que es el objetivo para mediados o finales de agosto. Pero no se podría bailar en ninguno de estos locales, en los que sí se podría consumir bebidas y charlar en mesas manteniendo distancias y con mascarilla. El límite máximo en el exterior serían 10 personas y, en interiores, seis.

Avance en la vacunación

Mañana se abordarán estos asuntos, pero el pasado lunes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, indicaba que la mascarilla podría no ser necesaria en lugares abiertos al aire libre en los que se pueda mantener la distancia, incluso antes de lograr que el 70% de la población tenga la pauta completa de vacunación, algo que se calculaba para mediados de agosto. 

En Asturias, el buen ritmo de la vacunación se muestra con estas cifras: casi la mitad de la población ya tiene una dosis administrada y tres de cada diez, la pauta completa. En la población mayor de 70 años la vacunación completa pasa con creces del 90%, entre 60 y 69 años ya han recibido al menos una dosis también el 90%, mientras que con la pauta completa es un 21% al ser los tiempos de AstraZeneca mayores entre una y otra dosis, independientemente de cuál sea la vacuna de esa segunda dosis. También en la última semana avanzaba la vacunación entre el grupo de edad de entre 50 a 59 años, con siete de cada diez al menos con una dosis.

Por ello, y al poder solaparse el suministro de primeras dosis en unos grupos de edad con otros y con las segundas dosis, ya se ha empezado a dar cita para vacunarse a personas del siguiente grupo de edad, de 40 a 49 años. «Ahora en junio va a incrementarse otra vez porque llega una partida muy importante. Los objetivos que estaban previstos se van a cumplir sin ningún género de dudas», indica. Los grupos de 40 a 49 años y 50 a 59 años, las generaciones del baby boom, suman casi 330.000 personas en Asturias.

Si el ritmo de envíos de vacunas se mantiene e incluso se incrementa, como ya ha ocurrido esta misma semana, se seguirá avanzando en la vacunación desplegada en las ocho áreas sanitarias en las que se divide Asturias. En la última semana, del 24 al 30 de mayo, se administraron casi 55.000 y 34.000 eran primeras dosis. Esta semana, al ser mayor el envío recibido, se podrá avanzar más puesto que Asturias podría hacer frente a 150.000 vacunaciones a la semana si hubiera esa disponibilidad de dosis.

Janssen también para el grupo de 40 a 49 años

Además, ayer la comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad acordaba que la vacuna monodosis de Janssen, que hasta ahora se administra a mayores de 50 y colectivos vulnerables, también se suministre a la población de entre 40 y 49 años, que también podrán recibir Pfizer y Moderna. En Asturias, en todo caso, la mayoría de las vacunas que se han administrado son de Pfizer, camino de las 600.000, mientras que de Moderna se han inoculado unas 75.000 (se recibieron hasta la fecha 80.200) y de Janssen casi 10.000, la mitad de las 20.000 recibidas hasta ahora. Un incremento en el ritmo de vacunación, que ya de por sí está siendo bueno, permitirá adelantarse incluso a las previsiones de la estrategia de vacunación.

«Si le tengo que poner una nota a cómo se está llevando a cabo en Asturias la nota es óptima, porque esto va bien y creo que los ciudadanos lo aprecian. Nos lo dicen», indica Cofiño, que recuerda también la complejidad de esta campaña de vacunación, con vacunas según tramos de edad y grupos profesionales.

Comentarios

El verano de la nueva normalidad en Asturias: ¿con o sin mascarilla?