Asturias exporta cuchu humano

Luis Ordóñez
Luis Ordóñez REDACCIÓN

ASTURIAS CON R

Compostaje de una pila de lodos bajo membrana con ventilación forzada
Compostaje de una pila de lodos bajo membrana con ventilación forzada Cogersa

Los lodos de depuradora procedentes de las ciudades se tratan para producir compost y energía eléctrica con biogas

10 oct 2018 . Actualizado a las 10:53 h.

Dice el refrán asturiano que «Dios y el cuchu pueden munchu, pero puede más el cuchu». La sabiduría popular atesora desde hace siglos que no todo lo que es residuo es inservible si no, bien al contrario, una buena boñiga puede ser promesa de una buena cosecha. Claro que eso es lo que sucedía con el estiercol de vaca en una sociedad agraria ¿qué pasa con el cuchu humano en una sociedad industrial que además lo produce por toneladas en grandes ciudades? La asturiana es una buena mierda, tanto que hasta se exporta una vez que ha sido tratada debidamente.

La Compañía para la Gestión de los Residuos Sólidos en Asturias, Cogersa, es el consorcio público que se ocupa de tratar y gestionar la basura, los detritos, en Asturias y siempre que se puede trata de darle una utilidad posterior. Con residuos en Asturias se fabrica compost, y de muy diversas clases. Hay uno especial, de primera calidad, que tiene el sello ecológico de la Unión Europea porque se hace exclusivamente a partir de origen vegetal, con las hierbas y ramas de árboles, segadas y podadas de los parques y jardines del Principado. No tiene plásticos ni cristales y de él se obtiene un abono tan excelente que cuando sale a la venta se agota todo el stock y hasta tiene lista de espera, es un compost de calidad que se utiliza principalmente en huertos y plantaciones.

Mi agüita amarilla

Otra cuestión totalmente distinta es lo que se hace con los lodos de depuradora de origen urbano, que son los procedentes de los desagües de las ciudades, de cada bañal y cada retrete. Pasa por debajo de tu casa y pasa por debajo de tu lugar de trabajo. Es un lodo que no se puede verter a los ríos y tiene que ser tratado de forma controlada en los vertederos. Hasta el año 2010, en Asturias se eliminaban directamente en el vertedero central, y no en poca cantidad, hasta 80.000 toneladas anuales. Pero desde ese año el consorcio cuenta con dos plantas de compostaje para darles una segunda vida.