El PP reclama a Maniega que justifique gastos e ingresos del partido en Avilés

El gestor retira fondos de la cuenta local cuyo origen no está claro y la formación regional financia los gastos


Avilés

El PP reclama a la presidenta del partido en Avilés que justifique gastos de la formación así como la procedencia de los 15.000 euros que el pasado verano retiró de una cuenta bancaria de la agrupación local. Los ingresos de afiliados y las aportaciones que hacen mensualmente los concejales liberados en el consistorio van desde hace meses a una cuenta del PP regional, al igual que ocurre en el resto de las agrupaciones locales asturianas, pero en el caso de Avilés no se entienden algunas de las explicaciones aportadas por su responsable, Carmen Rodríguez Maniega. Este proceder se justifica con la idea de que el PP es uno, que tiene una única identificación fiscal y que, aunque todos los ingresos van a la misma cuenta es desde aquí que se reparte luego a las distintas formaciones para cubrir sus necesidades. Sin embargo, para recibir el dinero necesario para sus gastos han de justificar en qué se gasta y no están satisfechos con las explicaciones dadas por la formación avilesina. Aún así el PP regional sigue haciendo las aportaciones debidas para sufragar los gastos rutinarios, como el alquiler de la sede que tiene en la calle La Cámara.

Al entender que el dinero de las agrupaciones populares debe ponerse en común en una sola cuenta el gestor de la formación entendió que los 15.000 euros que el partido de Avilés tenía en una cuenta bancaria también debería retirarse y así lo hizo. Su origen se remonta a un fondo abierto años atrás, en los tiempos en que Joaquín Aréstegui, predecesor de Carmen Rodríguez Maniega y quien dimitió del cargo tras ser imputado en el caso Pokémon, presidía a los populares avilesinos. La formación local justifica que el origen de ese dinero son las aportaciones de los afiliados y las cuotas de los concejales (el 10% de su salario municipal), básicamente los ingresos que tiene el partido, aunque después de tanto tiempo no puede documentarse con detalle y éste motivo no satisface al gestor.

La otra aportación que hasta hace unos meses recibía el PP de Avilés era la que el Ayuntamiento destina a sus grupos municipales y que, en el caso de los populares sobrepasa ligeramente los 11.000 euros al año. Se trata de un dinero que ha de destinarse a actividades relacionadas con la actividad de cada formación en el municipio y que ha de justificarse ante el consistorio una vez que acabe el año. Básicamente es para facilitar su trabajo en el consistorio y se usa habitualmente para la compra de material de oficina, suscripciones a periódicos, asesoramiento legal, etcétera. Meses atrás se presentó a la presidenta del PP de Avilés un convenio, vigente en otras localidades españolas, para que dicha aportación se dirigiese directamente a la cuenta regional, pero no hubo acuerdo para suscribirlo.

El dinero está gestionado por el portavoz municipal, Carlos Rodríguez de la Torre, que no lo dará al partido local salvo que éste le entregue una pormemorizada justificación de los gastos para luego presentarlos ante la interventora municipal. Las cantidades que no sean adecuadamente explicadas o no cumplan con los fines para los que se da la aportación habrán de ser devueltas a las arcas municipales. Los grupos han de presentar estas cuentas en enero del próximo año, una vez cerrado 2016.

Comunicación con Génova

Precisamente es en el grupo municipal donde hay una clara división desde hace un año, con la mitad de los concejales afines a la presidenta del PP regional y la otra mitad próximos a Carmen Rodríguez Maniega. Unos y otros difieren en cómo actuar ante determinadas situaciones -manteniendo incluso posturas opuestas respecto a votaciones en el pleno, pero también en las formas de cómo se está trabajando y la comunicación entre ellos es bastante limitada, con momentos tensos cuando finalmente hablan. Y mientras las aguas siguen revueltas en el PP de Avilés, ahora por culpa de las cuentas, la situación es tal que no sólo se traslada al partido regional, sino que hasta en Génova han tenido conocimiento del asunto. La junta local decidió el pasado jueves pedir al partido en Madrid que «medie» ante la gestor autonómico, con el que no ve forma de ponerse de acuerdo.

Ese mismo día Mercedes Fernández, la presidenta del PP asturiano, defendía la labor del gestor y abogaba por la transparencia. Ayer Rodríguez Maniega le daba la razón en parte de sus declaraciones. «Estoy de acuerdo en pedir transparencia en lo que se refiere a la gestión del dinero, y a todo en general», dijo y puso como ejemplo «la junta en que di cuenta de los movimientos financieros del partido, porque si la transparencia no se practica es pura demagogia». Apuntó también que «los asuntos del partido deben tratarse en los órganos del partido».

Comentarios

El PP reclama a Maniega que justifique gastos e ingresos del partido en Avilés