El PSOE propone eliminar las vías con un modelo similar al del PP (de hace 20 años)

El ayuntamiento quiere soterrar 1,3 kilómetros del trazado, trasladar el cauce del río Tuluergo y una nueva estación

Vías del centro de Avilés que se soterrarían con la propuesta del PSOE.Vías del centro de Avilés
Vías del centro de Avilés

Avilés

La última propuesta para eliminar las vías del centro de Avilés pasa por soterrar parte del recorrido, que es, curiosamente, la primera idea que se tuvo en este sentido en la ciudad. En 1995, en su programa electoral, los populares prometían soterrar las vías del tren y ahora el PSOE, después de negar que esa fuera la mejor opción durante dos décadas, plantea lo mismo. El gobierno local ha presentado el proyecto elaborado por técnicos municipales y que ha remitido al Ministerio de Fomento. Aunque es más concreto que las ideas planteadas por los populares en los últimos años presenta una gran similitud: meter bajo tierra las vías a su paso por el centro de la ciudad. La idea del PSOE es poco más que eso, aunque ha sido estudiada por los técnicos y la consideran viable. Habría que esperar a que Fomento le diera el visto bueno -y se prestase a financiarlo- y que la Confederación Hidrográfica del Cantábrico no pusiera pegas a una de las premisas de este planteamiento. Se trata de trasladar el cauce del río Tuluergo durante 700 metros, que transcurrirían en paralelo con las vías soterradas.

¿Qué diferencia hay entre el soterramiento del PP y el del PSOE? Básicamente la profundidad y por lo tanto la longitud y también el presupuesto. Los populares en su día defendieron que se bajara hasta 25 metros por debajo del suelo y ahora se habla de un máximo de 12, lo que hace que se inicie la bajada de las vías a la altura del antiguo matadero, donde se ubicaría una nueva estación, y emergieran a la altura de la glorieta de Los Telares para volver a salir a la superficie en la travesía El Yunque, a partir de donde las vías de Feve y Renfe se bifurcarían en dirección a San Juan de Nieva y Galicia, respectivamente. Basilio Jerónimo, director de Servicios Técnicos del Ayuntamiento de Avilés, explica que la mayor dificultad a la hora de decidir cómo eliminar las vías del tren estaba en los ríos -tres transcurren por la ciudad y van a salir a la ría, que se encuentra en paralelo a las vías- y los colectores. Tal era la situación que el anterior concejal de Urbanismo de Avilés, Teófilo Rodríguez, dijo una vez de manera irónica que había que quitar el río. Los técnicos lo vieron como una posibilidad y el cauce del Tuluergo parece el más fácil de «mover», por lo tanto el más idóneo para resolver la cuestión y acabar con un asunto que lleva más de 20 años de debate sin solución.

La última, que conllevó un trazado en firme y una colaboración firmada entre las tres administraciones, se remonta al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El plan Morlán -por el apellido del secretario de Infraestructuras que lo presentó- costaba más de 300 millones de euros y aunque se hizo público en 2008 pronto se vio que era difícil poder asumirlo desde el punto de vista económico. La llegada del PP al gobierno de la nación hizo que la propuesta permaneciese guardada en un cajón y de la eliminación de la barrera ferroviaria de Avilés nunca más se volviera a saber, aunque fuera uno de los asuntos pendientes en la ciudad. En verano de 2015 los técnicos del Ministerio pidieron ideas al Ayuntamiento de Avilés. «Hasta que no se resolviera la interinidad no íbamos a tener interlocutor y aprovechamos este tiempo, que de otro modo sería baldío, para preparar una solución viable y sostenible», explica la alcaldesa, Mariví Monteserín. Desde el pasado mes de octubre la documentación está en Fomento y ahora es a éste departamento al que le toca mover ficha. Monteserín confía en llegar a un acuerdo para poder desarrollar esta propuesta y se muestra abierta a los planteamientos que pueda haber desde el Ministerio. La misma no está presupuestada, pero el gobierno avilesino se muestra convencido de que será «bastante más barata» que el plan Morlán. Supone actuar sobre unos cuatro kilómetros de vías de tren y en terrenos que son de propiedad municipal y estatal, lo que no debería suponer un problema.

Una nueva estación y terrenos libres

Además de estas actuaciones llevaría el plan llevaría pareja la creación de un túnel en Bustiello, por donde vendrían las vías de Renfe, para confluir con las de Feve en el antiguo matadero y así salvar los terrenos del centro de investigación de Arcelor. Se trataría de una nueva estación en superficie que no sólo sería para viajeros de tren, sino también para los de autobús, a fin de integrar los dos transporte públicos. De este modo se dejarían libres los terrenos que ahora mismo ocupa la estación y más de un kilómetro de vías de tren que transcurren en paralelo con la ría. Aún es pronto para determinar qué hacer aquí y cómo abordar la nueva imagen de la ciudad, pero entre las ideas de los socialistas están la de crear un aparcamiento subterráneo a la altura de la estación actual o el parque de El Muelle, para el que se plantea una reforma al margen del plan de vías. La propuesta municipal para eliminar las vías sería compatible con cualquier trazado que se pudiera plantear para la ronda norte y también con la posible llegada del AVE a la ciudad. «Armoniza la eliminación de la barrera ferroviaria, que la estación esté céntrica y que no genere problemas con el centro de investigación”, ha resumido la alcaldesa de Avilés.

Comentarios

El PSOE propone eliminar las vías con un modelo similar al del PP (de hace 20 años)