Somos lamenta que aún no haya responsables de la «barra libre» del Niemeyer

«Los aumentos de sueldo de Natalio Grueso evidencian el escasísimo rigor en la fiscalización de las cuentas», denuncian

Centro Cultural Niemeyer de Avilés
Centro Cultural Niemeyer de Avilés

Avilés

El Grupo Municipal de Somos Avilés ha indicado hoy que «la sensación de barra libre y de impunidad con la que actuaba Natalio Grueso (exdirector general del Niemeyer) dio como resultado el desprestigio y la pérdida de valor de esta instalación» y lamenta que todavía no haya responsables políticos de todo ello.

En opinión de la formación morada, las últimas revelaciones sobre el caso Niemeyer publicadas por este periódico «vienen a corroborar, una vez más, la falta de control y la dejadez de funciones por parte de los patronos y la presidencia de la fundación que ejerció su dirección durante aquellos años».

El hecho de que el exdirector general del complejo Natalio Grueso se subiera el sueldo «de manera totalmente unilateral y arbitraria», según Somos, no viene sino a poner en evidencia el «escasísimo rigor en el examen y fiscalización de las cuentas».

El grupo municipal de Somos se pregunta cómo es que nadie se enteraba de lo que estaba pasando o si nunca se sospechó lo que estaba sucediendo: «¿tal era el dominio de Natalio Grueso?».

Somos se muestra convencido de que todo lo acaecido en el tema del Niemeyer responde a una manera muy concreta de hacer política, «producto de una época donde la cultura se limitaba al hormigón, olvidando el verdadero sentido de las acciones públicas en este asunto».

La verdadera función del Niemeyer debería de haber sido «crear y apoyar el tejido cultural propio, facilitar el acceso de la ciudadanía a un bien como éste y dinamizar la vida cultural del territorio».

«Por el contrario, toda la gestión del Centro Niemeyer en aquel tiempo se enfocaba hacia una política cultural vacía, hueca, donde lo que primaba era más el escaparate y el lucimiento personal de los políticos de turno que cualquier otra consideración», lamenta el grupo vinculado a Podemos.

«La sensación de barra libre y de impunidad con la que actuaba Natalio Grueso (con facturas falsas, viajes injustificados o subidas de sueldo) dio como resultado el desprestigio y la pérdida de valor de esta instalación», sostiene Somos.

Este grupo lamenta que, a día de hoy, todavía no se hayan depurado ni una sola de las responsabilidades políticas que, en su opinión, todo este asunto conlleva, «parapetándose lo antiguos y actuales patronos (con un PSOE y un PP que callan) tras el entramado judicial, sin dar explicaciones ni asumir que de todo lo sucedido tienen su parte de culpabilidad».

Comentarios

Somos lamenta que aún no haya responsables de la «barra libre» del Niemeyer