«Hoy es mi hija, pero mañana puede ser la tuya»

Iris Suárez Trelles tiene leucemia linfoblástica aguda. Su familia está moviendo cielo y tierra para encontrar a un donante compatible para ella

Iris Suárez Trelles
Iris Suárez Trelles

Redacción

Iris Suárez Trelles tiene 14 años y es de Avilés. El 24 de septiembre de 2016 le diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda y, tras largas sesiones de quimioterapia logró mejorar. Pero el pasado 30 de noviembre el cáncer, que nunca se había ido, volvió a aparecer y la joven lleva todo el mes ingresada en el HUCA. Sus padres y su hermana pequeña no son compatibles, tampoco nadie del resto de su familia. Por eso, han iniciado una campaña con la que encontrar cuanto antes un donante compatible que le dé a Iris la médula que necesita para lograr sobreponerse. 

La joven tendrá que pasar las navidades en la planta de pediatría del hospital. «Tiene para rato, por lo menos este mes y parte del que viene», cuenta su madre, Ana Belén Trelles que, a pesar de todo, se mantiene positiva. «Estoy muy contenta con la respuesta de la gente» afirma, «sé que Iris tiene que tener un donante, en mi cabeza no cabe otra cosa. Tiene que tener donante sí o sí». Pero la intención de Trelles va mucho más allá. Asegura que quiere que todo lo que están pasando sirva para algo. «Quiero un donante para mi hija, pero también para todos los demás, aquí en pediatría ya somos una familia», cuenta. «Hoy es mi hija, pero mañana puedes ser la tuya, o tu padre, o tú misma, nunca se sabe». Así explica Trelles por qué es importante la concienciación social en la donación de médula. 

Las redes sociales se han convertido en estos casos en el mejor canal de difusión para encontrar la ayuda necesaria. «No pensé que pudiésemos llegar a tantas personas. Yo apenas uso las redes sociales, ni siquiera había expuesto a mis hijas», cuenta Trelles. Pero el alcance que podían llegar a tener es lo que les animó para realizar un llamamiento, incluso las profesoras de Iris han hecho llegar el mensaje a través de las redes. Concretamente, su profesora en el colegio Salesianos de Avilés ha sido una de las primeras que se ha movilizado, a través de Facebook, para contar su caso y pedir ayuda. «Mi mejor antidepresivo por su sonrisa maravillosa, por sus abrazos interminables,por sus bailes de Violeta, por sus 'enfados' con cruce de brazos y morros por no querer trabajar más, por nuestras carcajadas... está malita», explica Mar Sánchez, que hace un llamamiento para donar médula: «Por favor donad, es fácil, no doloroso y salva vidas».

Valora este artículo

13 votos
Tags
Comentarios

«Hoy es mi hija, pero mañana puede ser la tuya»