Pedro de Rueda no deja lugar a las sorpresas en el congreso del PP de Avilés

El diputado ha sido elegido con un apoyo del 99 por ciento de los militantes tras la retirada de su rival Alfonso Araujo

Pedro de Rueda
Pedro de Rueda

Avilés

El diputado regional del PP Pedro de Rueda ha sido designado hoy presidente de su partido en Avilés con el apoyo de 234 militantes, el 99 por ciento de los que ejercieron su voto en un congreso local sin sorpresas tras apartarse el concejal Alfonso Araujo de la candidatura. «Iniciamos una nueva etapa, no podemos protagonizar la actualidad siempre con noticias negativas internas, hay que trabajar por la ciudad con ganas e ilusión», ha declarado el nuevo presidente local, que ha indicado que tiene proyectado hacer «una estructura grande del partido porque hay mucha gente que quiere sumarse». «Este no es un congreso más, es el fin de un ciclo donde se cometieron muchos errores que todavía seguiremos pagando, pero prefiero hablar de un nuevo ciclo para ganar las elecciones, y no me va a temblar el pulso a la hora de tomar decisiones», ha dicho en alusión a los concejales críticos Alfonso Araujo, Constantino Álvarez y Francisco Zarracina, que no han participado en el congreso.

Por su parte, la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, ha coincidido con De Rueda en la idea de que el objetivo es alcanzar la alcaldía de Avilés en los próximos comicios locales de 2019, en un reto que va parejo del de ganar las elecciones autonómicas. «En un congreso rebosante de personas ilusionadas que tienen el objetivo de ganar las elecciones en Avilés y en Asturias», ha declarado la dirigente regional. Sobre la convulsa etapa anterior vivida en el PP local, Mercedes Fernández ha dicho que «después de la tempestad, siempre viene la calma», tal como ha asegurado que ha sucedido en la agrupación de Gijón, «que ahora es un ejemplo de buen funcionamiento».

Araujo, ausente en el congreso, se apeó del proceso electoral tras la decisión del juez de desoír su petición de que paralizara el congreso por entender que se habían cometido una serie de irregularidades en el censo de los militantes con derecho a voto. El edil llevaba en su candidatura a los otros dos concejales críticos con la dirección local del PP, Constantino Álvarez y Francisco Zarracina. Sobre los tres pesa un expediente abierto por el Comité de Derechos y Garantías del PP de Asturias, tras convocar una rueda de prensa para criticar la decisión de la gestora local de rechazar la negociación de los presupuestos municipales presentados por el PSOE, en el Gobierno Local. En aquella rueda de prensa, los ediles criticaron esa decisión por entender que los presupuestos del PSOE llevaban «el ADN del PP» y expresaron su malestar con la gestión del portavoz municipal, Carlos Rodríguez de la Torre, en un gesto que la gestora local interpretó como desleal hacia la formación política. Los tres concejales se ausentaron del pleno en el que el PSOE llevó sus presupuestos, protagonizando una nueva disidencia con la dirección de su partido.

Además, Zarracina tiene otro expediente abierto tras una denuncia de su compañera de filas Ana Bretón de que había recibido amenazas suyas tras una reunión de la gestora local y en presencia de varios testigos que le oyeron decir que le iba a hacer llorar. Zarracina negó los hechos pero el PP tomó testimonio de varios dirigentes del partido que aseguraron que habían escuchado esas palabras en medio de una discusión. Así las cosas, el nuevo presidente del PP local, Pedro de Rueda, inicia su mandato con un grupo municipal integrado por seis ediles y dividido en dos, con los tres ediles críticos por un lado, y los integrados en el sector oficial, encabezado por el portavoz, y seguido por las concejalas Ana Bretón y Reyes Fernández Hurlé, también secretaria general de Nuevas Generaciones de España.

Gana un presidente, pierde tres concejales

Noelia Rodríguez
Alfonso Araujo y Pedro de Rueda
Alfonso Araujo y Pedro de Rueda

La renuncia de Araujo vaticina que De Rueda ganará el congreso del PP de Avilés, pero también puede traer la marcha de tres concejales

La disputa por el poder en el PP de Avilés tiene ya un claro derrotado: el sector tradicional, que se vincula con el que fuera su presidente durante más de dos décadas, Joaquín Aréstegui, y que estaba representado por la candidatura de Alfonso Araujo. El también edil ha presentado públicamente su renuncia 25 horas antes de que este sábado se celebre un congreso en que hay un único aspirante: Pedro de Rueda, actual presidente de la gestora y diputado en la Junta del Principado. Él cree que con su proclamación «se da el primer paso para cerrar la crisis -definición que no le gusta- del PP» y que «no hay nada mejor que hacerlo con un candidato fuerte», por eso espera un gran respaldo en la votación. Podría tenerlo porque están inscritos para participar 418 afiliados y él presentó más de 300 avales. Además, su adversario y su equipo no tienen siquiera previsto participar en el congreso. Después de que el juez no admitiera las irregularidades que él encontró en el censo electoral ha preferido desvincularse del proceso «por coherencia». Y la renuncia puede suponer más que un único candidato en el congreso, puede romper el grupo municipal, dividido a partes iguales entre las dos partes, si los derrotados deciden dejarlo y conservar su acta.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Pedro de Rueda no deja lugar a las sorpresas en el congreso del PP de Avilés