Así era la rama asturiana que traficaba con ciudadanos chinos

Los agentes detuvieron el pasado diciembre a dos personas cuando intentaban salir de Asturias a través del Aeropuerto

Aeropuerto de Asturias
Aeropuerto de Asturias

Avilés

La Policía Nacional ha desmantelado una red de tráfico de personas que operaba en España y sacaba a ciudadanos chinos de su país con la promesa de llevarlos al Reino Unido previo pago de una tarifa de 20.000 euros y pasando por España, donde eran alojados en pisos patera. En la operación, que se ha desarrollado durante los últimos tres años, se ha detenido a 155 personas, repartidas por diversas provincias del país. Dos de esas detenciones tuvieron lugar en Asturias. Los agentes dieron el alto en diciembre a dos ciudadanos chinos que intentaban salir del Principado a través del Aeropuerto. Se les detuvo al detectar que los pasaportes que habían presentado en el momento de emprender viaje eran falsos y se les acusó de un delito de falsificación documental.

Es la misma acusación que pesa sobre el resto de detenidos, habiendo sido la mayor parte de las detenciones (111) realizadas en el Prat de Llobregat (Barcelona). Casi una veintena fueron intervenidos en otro aeropuerto, el Adolfo Suárez de Madrid-Barajas, y varios en Alicante (6), Ibiza (5), La Línea de la Concepción (3), Bilbao, Castellón y Málaga (1). La trama alojaba a los ciudadanos chinos en pisos patera de la provincia de Barcelona, donde les retiraban la documentación ya utilizada y esperaban la llegada de los nuevos documentos de viaje, ‘fabricados’ en China y enviados a través de empresas de paquetería y mensajería, según ha explicado la Policía Nacional.

La investigación se inició en el Aeropuerto del Prat de Llobregat al detectar un aumento del número de ciudadanos chinos que trataban de salir del país con documentación falsa. A partir de ahí descubrieron semejanzas entre los pasaportes incautados y llegaron a deteminar que se trataba del mismo falsificador que formaba parte de una red internacional de inmigración ilegal. Además, todos los viajes se comproban en el mismo día del vuelo y en compañías low cost. En Santa Coloma de Gramanet y Badalona detuvieron a los cuatro máximos responsables de organización, que llegaron a crear nuevas rutas de salida. Una de ellas podría ser la de Asturias, donde se detuvo a dos ciudadanos.

Una red hermática, estructurada y jerarquizada

La Policía Nacional ha definido a la red desmantelada como una con «carácter extremadamente hermético, estructurado y jerarquizado, contando con miembros que operaban tanto en España como en terceros países». Contaba con «pasadores», que se encargaban de acompañar, guiar y controlar a los migrantes al objeto de minimizar los riesgos de ser detectados por las autoridades. Los «maestros» instruían con todo lo necesario para poder pasar los controles fronterizos sin despertar sospechas, llegando a entregarles unas fichas con las frases en inglés más habituales que les podrían preguntar en un control policial aeroportuario.

En la operación se han incautado medios informáticos, terminales móviles, numerosos documentos de identidad falsificados, 11.250 euros y 16.000 yuanes en metálico y dos sellos elaborados artesanalmente que eran utilizados para simular estampas de entrada en el espacio Schengen.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Así era la rama asturiana que traficaba con ciudadanos chinos