Quién aspirará a ser el próximo alcalde de Avilés

A un año de elecciones la única cabeza de lista confirmada es la actual alcaldesa y caben nuevos partidos y uniones de izquierdas

Mariví Monteserín
Mariví Monteserín

Redacción

A poco más de un año para las próximas elecciones municipales poco se sabe de quiénes serán los que aspiren a ocupar el sillón de alcaldía de Avilés. Lo único que hay seguro es que quien lleva sentándose en el casi tres años pretende seguir haciéndolo durante la próxima legislatura. Mariví Monteserín repetirá, por segunda vez consecutiva, como la candidata del PSOE, algo que los socialistas avilesinos anunciaron el pasado mes de noviembre y que era de esperar, salvo que fuera decisión personal el no hacerlo. Lo que aún no se sabe, y lo que dará para numerosas conversaciones y corrillos en los próximos meses, es a quién se enfrentará. Por saber ni siquiera se conoce el número de adversarios políticos que tendrá Monteserín, porque pueden presentarse nuevos partidos y algunos de los que acudieron a los anteriores comicios de manera individual opten por hacerlo de manera conjunta. La incógnita es la predominante en la mayor parte de los partidos de Avilés.

Podemos, que actualmente es el primer partido de la oposición en el Ayuntamiento de Avilés tras la marcha de la mitad del grupo municipal del PP, esperará aún unos meses para decidir cómo concurre a las próximas elecciones, incluso si lo hace. La formación acaba de iniciar el proceso de primarias para elegir al que será su nuevo secretario, tras David Salcines. El nombre de su sucesor no se sabrá hasta finales de junio y deberá ser después cuando se decida qué hacer con las elecciones municipales. Aunque aún queda tiempo para ello y la decisión la tomará la asamblea del círculo avilesino existe la posibilidad, que cuenta con numerosos apoyos, de trasladar a Avilés la misma unión que hubo entre Podemos e IU en las últimas elecciones generales. La confluencia es bien vista por los dirigentes actuales de ambas formaciones a nivel local y consideran que sería un modo adecuado de que Avilés se sume a las llamadas ciudades del cambio. Más allá del acuerdo nacional está el trabajo realizado en el consistorio en los últimos tres años en que se ha visto una simbiosis prácticamente total entre el grupo de Somos y el de IU, al que también habría que sumar el concejal de Ganemos.

Todos ellos suman nueve concejales dentro de la corporación, uno más de los que tiene el PSOE gobernando. Así que los números también están de su lado, porque atendiendo a los resultados de las anteriores elecciones conseguirían si no los suficientes para gobernar con mayoría absoluta sí para hacerlo con una simple. En caso de darse una candidatura conjunta de diversos partidos de izquierda también se podrían sumar otras formaciones minoritarias como Equo, quien ya acudió en otros comicios en unión con otras formaciones. Además de especular con los votos que una confluencia como esta podría obtener hay otra variable a tener en cuenta: cuántos partidos habría con representación municipal, porque de eso dependerán las mayorías que decidan quién se sienta en la alcaldía. La actual corporación es la más fragmentada de la historia de la democracia con seis partidos y cuatro ediles no adscritos. Contando que todas las formaciones presentes concurran a las elecciones de manera individual o no queda por saber si pudiera haber otras nuevas.

La situación de la derecha

La crisis en que estuvo inmerso el PP en los últimos dos años acabó hace unos meses con una nueva junta y presidente local y con la marcha de la mitad del grupo municipal. Alfonso Araujo, Constantino Álvarez y Francisco Zarracina, junto a antiguos afiliados del PP descontentos con la nueva dirección, podrían poner en marcha un proyecto político de cara a las próximas elecciones. La idea, que de momento no se ha confirmado pero sobre la que sí se especula, sobre todo en redes sociales, podría llegar a suponer una división aún mayor del voto de la derecha en el municipio de Avilés. Su posible entrada en la política local con unas nuevas siglas podría dar lugar a que hubiera tres partidos con una ideología similar: el suyo, el PP y Ciudadanos. La formación de Albert Rivera consiguió dos concejales en Avilés en 2015 aunque menos de un año después el portavoz era expulsado por haber insultado a su compañera en un chat del partido. Carmen Pérez Soberón ha llevado el peso del partido en el consistorio desde entonces y podría ser la nueva cabeza de lista de Ciudadanos en Avilés. Por lo que se refiere al PP parecía claro que Carlos Rodríguez de la Torre iba a repetir como candidato a la alcaldía, porque así lo decía su presidenta regional cada vez que tenía oportunidad, hasta que hace unos días Mercedes Fernández anunció una renovación en las listas de las tres ciudades asturianas, por no gobernar en ninguna de ellas e intentar conseguirlo con caras nuevas.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Quién aspirará a ser el próximo alcalde de Avilés