Un joven apalea al sargento de la Guardia Civil de Cancienes cuando trataba de identificarle

Las Fuerzas de Seguridad buscan al agresor, de 21 años, mientras la víctima se recupera de las heridas sufridas

Coche de la Guardia Civil
Coche de la Guardia Civil

Redacción

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Asturias han desplegado un importante dispositivo para tratar de localizar y detener a Jorge B.B., de 21 años, como presunto autor de la paliza infligida al sargento Antonio María del Rey, comandante del puesto de la Guardia Civil de Cancienes (Corvera), al que agredió cuando le reconoció en la calle como la persona que estaba en busca y captura por tener pendientes varias requisitorias de varios juzgados asturianos.

El sargento fue trasladado inicialmente al hospital de San Agustín de Avilés, donde, tras ser atendido de diversas lesiones, fue dado de alta. Anoche se recuperaba en su domicilio, aunque presentaba aún varias contusiones. 

Agresión a puñetazos y patadas

Jorge B. se encontraba en una parada de autobús esperando al autocar que se dirigía a Avilés cuando fue reconocido por el sargento, que en ese momento estaba fuera de servicio al haber finalizado su turno laboral. Al ver que se subía al autobús, Antonio María del Rey decidió seguirle en su vehículo particular. Cuando Jorge B. se apeó, a la altura de Los Campos (Corvera), se dirigió a él y le pidió que se identificase.  Sin mediar palabra, el joven comenzó a golpear al sargento «con puñetazos y patadas. Otras dos personas le ayudaron, mientras le golpeaban  la cabeza contra el suelo», explicaron fuentes policiales. Estas dos personas, de raza gitana, facilitando la huida del agresor, según confirmaron las mismas fuentes.

Nada más tener conocimiento de la agresión, se alertó a las Comandancias de la Guardia Civil de Oviedo y Gijón, así como al Cuerpo Nacional de Policía y a Policía Local que han desplegado un importante operativo para tratar de detener a Jorge B.B.

Valora este artículo

19 votos
Comentarios

Un joven apalea al sargento de la Guardia Civil de Cancienes cuando trataba de identificarle