«La fusión de las Cámaras no es que sea algo a abordar así en frío»

Entrevista con Luis Noguera, nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Avilés

Luis Noguera
Luis Noguera

Avilés

Luis Noguera preside desde este viernes la Cámara de Comercio de Avilés, cogiendo el testigo del que fuera presidente durante los últimos 12 años, Francisco Menéndez. Desde 2010 Noguera ya había desempeñado la labor de vicepresidente primero y, como la mitad de la junta que se creó entonces, repite en el pleno. La suya será una labor continuista, pero también destaca la importancia de la savia nueva para potenciar la imagen de la institución y consolidarla como representante de los empresarios de la comarca. Ellos son los que cree deberían decidir, llegado el caso, si las tres Cámaras del Principado se han de fusionar o deben realizar un trabajo independiente y colaborativo.

 -Tras ser vicepresidente primero de la Cámara parece que le costó dar el paso para presentarse a la presidencia, porque se lo estuvo pensando.

-Lo tuve que pensar a última hora, porque desde que tomé posesión tenía clara la idea de no continuar, si es que se daba esa posibilidad. Ya se lo había trasladado hasta a el presidente, pero al final se ve que hay decisiones que no son tan firmes y hubo circunstancias que me hicieron cambiar de opinión.

-La mitad de los miembros de la anterior junta siguen en la actual, ¿se puede entender como una labor continuista?

-En parte sí, hay una labor muy bien hecha. Hay que continuarla y reforzarla y eso está garantizado por quienes siguen. Hay mucha renovación, gente joven que va a aportar savia nueva que va a hacer mover los cimientos y las ideas para que no nos quedemos mirándonos al ombligo.

-¿Qué valoración hace del anterior mandato de ocho años, con Francisco Menéndez como presidente?

-En las circunstancias en que estuvimos, con el famoso decretazo que nos cambió el  chip a todas las Cámaras la de Avilés supo reaccionar rápido y bien y mantener los valores que tenía. Y hemos salido suficientemente respaldados para que haya una sostenibilidad económica dentro de la Cámara. Me siento muy orgulloso de las actuaciones que acometimos y el presidente que tuvimos.

-¿Se puede decir que esa crisis está superada?

-Desde el punto de vista económico sí, hay que reforzar otros aspectos como potenciar los valores de la Cámara y que tengamos una imagen ante el empresariado de más eficacia en la gestión y cercanía.

-En esa imagen, precisamente, ya vienen trabajando desde hace tiempo, ¿la notan con otros agentes sociales?

-La Cámara de Avilés es un referente en todos los aspectos sociales de la comarca y es difícil que pase cualquier cosa y no esté de alguna forma presente o su opinión se pueda tener en cuenta. Hay que seguir trabajando en ello, pero creo que estamos en una buena situación.

-Durante la crisis económica la actividad ferial de Avilés creció de manera exponencia, ¿cuál es el secreto?

-Lo fundamental son los buenos gestores, empezando por el presidente que fue promotor de nuevas ideas, así como el equipo de la Cámara. El entorno del pabellón, el turismo, los hoteles, el comercio… han favorecido.

-¿Cómo afronta esta nueva etapa en la presidencia?

-Con mucha ilusión y optimismo y tengo que tratar de ilusionar al resto de los órganos de gestión de la Cámara. Es un trabajo en equipo y tenemos que estar todos ilusionados.

-¿Cuáles serán sus prioridades en un corto plazo de tiempo?

-Hay muchas y por mi mentalidad de ingeniero que me gusta abrir llaves y marcar puntos el plan estratégico lo divido en tres ejes iniciales: potenciar los valores de la Cámara, mejorar el entorno de las empresas de la comarca y buscar nuevos servicios y mejorar los actuales. Y todo dentro de la sostenibilidad económica de la Cámara. Quiero desarrollar líneas de actuaciones concretas, pero será en el seno de los órganos porque quiero que sean decisiones de equipo.

-En los últimos años los temas más reivindicativos de la Cámara han sido la creación de suelo industrial, las conexiones aéreas y la tarifa eléctrica y parece que seguirán siéndolo.

-Efectivamente. Han cambiado cosas, porque se nos abre la oportunidad de las Baterías, tenemos que buscar que ese suelo se desarrolle lo más rápido posible y de la forma más eficaz para que traiga valor añadido. Los otros dos aspectos seguirán estando ahí y trataremos de resolverlo.

-Mirando a largo plazo, ¿qué espera conseguir al final de su mandato para sentirse satisfecho?

-Un buen resumen podría ser que se reavive la ilusión de todos los empresarios en la Cámara y que para el próximo haya más competencia.

-En estas elecciones apenas hubo un par de candidaturas a las que se presentaron más de un candidato. ¿Es porque existe mucho consenso entre los empresarios o porque tienen que buscar más implicación?

-Las dos cosas, ambas son lógicas y ciertas.

-Usted apuesta por mantener las tres Cámaras que tiene el Principado e intensificar sus relaciones, ¿qué habría que hacer?

-Quizá hoy no sea el momento de plantear que se mantengan las tres Cámaras, pero si después de una etapa de coordinación vemos que para seguir avanzando hay que dar nuevos pasos, y eso está respaldado por las empresas del pleno, adelante con las soluciones que se adopten, incluso la fusión. No creo que sea algo a abordar así en frío.

-¿Es viable que Asturias tenga tres Cámaras de Comercio?

-Desde el punto de vista económico sí, lo que hay que ver es cómo ser más eficaces. El empresario está recibiendo distintas ofertas de asociaciones empresariales, Cámaras incluso la administración por duplicado y triplicado y esa es una mala sensación.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

«La fusión de las Cámaras no es que sea algo a abordar así en frío»