El herido tiroteado en Avilés recibió un disparo en el tórax con un arma alterada

La víctima fue trasladada al HUCA y el agresor fue atendido en Psiquiatría tras una vieja rencilla

Bar Carpe Diem, local de Avilés en el que un vecino disparó a otro con un arma alterada
Bar Carpe Diem, local de Avilés en el que un vecino disparó a otro con un arma alterada

Avilés

La Policía Nacional de Avilés investiga el altercado que se vivió a última hora de la noche del miércoles en la avenida Santa Apolonia entre dos vecinos de la zona que acabó con ambos en el hospital. Una vieja rencilla entre los dos parece ser el motivo de la discusión que acabó con un tiroteo que sorprendió a los vecinos del barrio de El Pozón, por las horas -casi a medianoche- y el dispositivo policial que se formó en la calle. Uno de ellos disparó al otro y lo hizo con un arma que habría sido modificada, extremo que investiga ahora la policía científica. El proyectil no tiene alcance muy lesivo y podría ser un perdigón o similar. El resultado fue que los dos acabaron en el hospital para ser tratados por diferentes circunstancias.

La víctima recibió una herida en el tórax por lo que fue llevado al Hospital Universario San Agustín (HUSA), donde fue estabilizado y desde donde se envió al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Se hizo siguiendo el protocolo de estos casos, puesto que las lesiones en esa zona del cuerpo suelen tratarse en el centro de Oviedo y no en el de Avilés. A pesar de que su pronóstico es reservado parece que su vida no corre peligro. El hombre que supuestamente le atacó también acabó en el San Agustín, aunque recibió el alta horas después. Fue atendido por el personal de Psiquiatría después de haber sido detenido por los agentes poco después del altercado. Aún no ha podido pasar a disposición judicial porque el atestado de la investigación sigue abierto para, entre otras cosas, determinar cuál fue el motivo de la discusión que acabó con un disparo.

Los protagonistas del suceso son conocidos en El Pozón. La víctima es repartidor y su supuesto agresor es peluquero y desde un primer momento se apunta a una rencilla antigua como motivo de la discusión que acabó con el ataque. Los dos se encontraban en bares de la avenida de Santa Apolonia anoche y, según testigos, ambos mostraban síntomas de haber consumido alcohol y encontrarse ambos con las facultades alteradas. La zona estaba concurrida porque cuenta con varios bares y anoche mucha gente fue a uno de esos locales para presenciar el partido tras el que el Atlético de Madrid se convirtió en el campeón de la Europa League al vencer al Olympique de Marsella.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El herido tiroteado en Avilés recibió un disparo en el tórax con un arma alterada