El juez envía a prisión al hombre que disparó a un vecino en Avilés ante la posibilidad de reincidir

F. C. se enfrenta a los cargos de homicidio en grado de tentativa, tenencia de armas y amenazas tras disparar a un vecino con un arma alterada

EL SUPUESTO AGRESOR Y SU ABOGADA ABANDONAN LOS JUZGADOS DE AVILÉS EN DOS COCHES DE LA POLICÍA NACIONAL EN DIRECCIÓN A LA CÁRCEL DE ASTURIAS
EL SUPUESTO AGRESOR Y SU ABOGADA ABANDONAN LOS JUZGADOS DE AVILÉS EN DOS COCHES DE LA POLICÍA NACIONAL EN DIRECCIÓN A LA CÁRCEL DE ASTURIAS

Avilés

El hombre que el pasado miércoles disparó a un vecino en Avilés con un arma alterada ha sido enviado a prisión este viernes por el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Avilés. El juez tomó esa decisión tras haberle tomado declaración y ante la gravedad de los hechos y la deducible posibilidad de reiteración delictiva. F. C., quien atacó a su vecino de El Pozón tras una rencilla que venía de días atrás, está acusado de tres delitos: homicidio en grado de tentativa, tenencia de armas y amenazas. El hombre al que disparó sufrió una lesión en el tórax por el que fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) aunque su estado no revisa gravedad, según fuentes cercanas al caso.

El juzgado atendió a la petición inicial de Fiscalía y tras prestar declaración en los juzgados de Avilés, poco antes de la una de la tarde, el supuesto agresor salió en dirección a la cárcel de Asturias en un coche de Policía Nacional acompañado por dos agentes. Del mismo modo lo hizo su abogada, que abandonó del garaje del edificio de Marcos del Torniello en el asiento del copiloto de otro vehículo de la Policía Nacional. F. C. fue detenido poco después del suceso que tuvo lugar en la avenida Santa Apolonia y, además de haber estado retenido en la comisaría de Avilés fue trasladado en las primeras horas al Hospital Universitario San Agustín (HUSA), concretamente al área de Psiquiatría. El supuesto agresor y su víctima son conocidos en el barrio de El Pozón, donde el primero regenta una peluquería. El segundo trabaja como repartidor. Ambos eran conocidos también entre sí y los vecinios del barrio apuntan a una rencilla antigua como motivo de la discusión que acabó con el ataque. Los dos se encontraban en bares de la avenida de Santa Apolonia a última hora del miércoles y, según indican, mostraban síntomas de haber consumido alcohol y encontrarse con las facultades alteradas.

En un momento dado F. C. disparó al otro hombre con un arma que, según reveló la investigación psoterior, había sido alterada y su munición no tuvo un alcance muy lesivo aunque le llegó al pecho. Podría tratarse de un perdigón o similar, motivo por el que primero fue trasladado al HUSA, donde fue estabilizado y desde donde se envió al HUCA siguiendo el protocolo de estos casos, puesto que las lesiones en esa zona del cuerpo suelen tratarse en el centro de Oviedo y no en el de Avilés. Aunque la herida no tenga extrema gravedad se trata de un disparo con un arma de fuego en zonas peligrosas, de ahí que la calificación inicial del fiscal sea de homicidio en grado de tentativa y la tenencia de armas, acompañados por el de amenazas.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El juez envía a prisión al hombre que disparó a un vecino en Avilés ante la posibilidad de reincidir