Precintan la iglesia nueva de Sabugo por la caída de piedras de un pináculo

El desprendimiento se produjo durante una primera comunión. Un arquitecto municipal ha inspeccionado la fachada


Redacción

Una pequeña piedra de uno de los pináculos de la iglesia de Santo Tomás de Carterbury, conocida como la iglesia nueva de Sabugo de Avilés, rozó ayer a una mujer de 42 años hasta rasgarle el pantalón aunque sin provocarle heridas, informa la Policía Local, que procedió al precintado de la zona frontal del templo.

El desprendimiento ha tenido lugar a las 11:30 horas de ayer, domingo, cuando varios niños celebraban su primera comunión con mucha presencia de familiares dentro y fuera del templo. Hasta el lugar, en la plaza de la Merced, se trasladaron varios agentes de la Policía Local, una dotación de bomberos y la alcaldesa de la ciudad, Mariví Monteserín.

Hoy, un arquitecto municipal, junto al párroco de la iglesia, Reinerio Rodríguez, inspeccionan la fachada para asegurar que no vuela a haber nuevos desprendimientos en una plaza tan transitada, en pleno corazón urbano.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Precintan la iglesia nueva de Sabugo por la caída de piedras de un pináculo