El primer bonito, «más caro que un coche»: 300 euros el kilo

Alimerka ha establecido un nuevo récord en la costera que se ha iniciado hoy en Avilés con la venta de 7,5 toneladas de atúnido

Armando Prendes, entre Juan José Baranda y Fidel Álvarez, con los primeros bonitos llegados a Asturias
Armando Prendes, entre Juan José Baranda y Fidel Álvarez, con los primeros bonitos llegados a Asturias

Avilés

Tras el chasco del año pasado la rula de Avilés ha vuelto a vivir un inicio de costera del bonito de récord. La primera tina se ha pagado a 300,2 euros el kilo y como viene siendo habitual, salvo el año pasado, fue Alimerka quien se llevó el campanu. Lo hizo por un precio muy superior al anterior récord, que la propia cadena de supermercados había establecido en 2016, casi 100 euros más. Pagó más del doble de lo que el año pasado abonara otra cadena de supermercados asturiana por el primer bonito del año. El inicio de la costera se ha iniciado con precios elevados, aunque también con cierto recelo por parte de los comercializadores que acuden a la subasta. «Es más caro que un coche», aseguraba uno de ellos cuando la puja que se inició en 450 euros se paró en 300,2 euros. No le falta razón, porque cada tina contiene 100 kilos de pescado, lo que le da un valor de 30.000 euros, más que cualquier coche de gama media. Algunos mostraron su rechazo por este escandaloso precio con el que es imposible competir. «Es una subasta para ellos», aseguraban en la rula avilesina. Razón no les falta si tenemos en cuenta que Alimerka se llevó 5,5 toneladas de bonito y las otras dos restantes se las repartieron entre grandes hipermercados; apenas dos minoristas compraron algo.

El malestar de unos choca con la satisfacción de los armadores que trajeron el primer bonito a Asturias. Fueron tres barcos los que se encargaron de abrir este año la temporada, con experiencia en este tipo de lindes. Fidel Álvarez, del Esmeralda III y del Berriz Amatxo, traía cerca de 5 toneladas entre las dos embarcaciones y el resto fueron descargadas del Nuevo Chisu, de Laredo (Cantabria). Álvarez se mostraba satisfecho con el precio que había alcanzado el bonito porque «sigue mereciendo la pena salir». Ellos lo hicieron el pasado 28 de mayo, algo más tarde de lo que se venía haciendo en años anteriores, a fin de minimizar los riesgos. Es un veterano en estas lindes, no en vano ha participado 14 veces en la primera venta de bonito de la temporada.

Con algo menos de experiencia, pero también conocedor de cómo funciona esto, Juan José Baranda, del Nuevo Chisu, se mostraba «satisfecho» con el precio conseguido, tanto en la primera caja como en el resto, que marcaron cifras muchísimo más bajas, rondando los 14 euros por kilo de media. «La primera venta es un atractivo, luego el precio se normaliza», aseguraba en la que ha sido su tercera vez vendiendo el primer bonito de Asturias.

También mostraba su contento porque el pescado hacía gala de su nombre. «Cuando hay mal tiempo sufre más y está en peores condiciones, esta vez no ha sido así», explicaba ante ejemplares que, por lo general, superan los cinco kilos, aunque alguno había que iba más allá de los siete. El tamaño es mayor del que alcanzaron los primeros que llegaron a la rula de Avilés hace algo más de un año. Misma satisfacción que los armadores mostraba el principal comprador de una subasta que, como suele ser habitual, duró menos de diez minutos. Armando Prendes, responsable de pescadería de Alimerka, señalaba que «el pescado es muy bueno, muy fresco» y se congratulaba de recuperar la tradición que perdieron el año pasado. «Son 16 años llevándonos el primer bonito».

A la venta desde mañana diez veces más barato

El primer bonito de Asturias estará a la venta mañana en los supermercados de Asturias y Castilla y León de la cadena y lo hará a un precio de unos 30 euros, muy inferior al que la propia empresa ha pagado. «No es una operación para rentabilizar económicamente», reconocía Prendes, sabedor que lo venderán diez veces más barato de lo que lo compraron. También es verdad que eso es lo que pagaron por una tina, las otras 54 con las que se hicieron tuvieron un coste que no superó los 16 euros.

Las primeras capturas de bonito ya están en Asturias pero para la siguiente hornada aún habrá que esperar. El armador del Esmeralda III yel Berriz Amatxo aseguraba que tras la venta de hoy «esta noche nos despedimos de la familia y mañana salimos». Van preparados para estar fuera un mes, aunque la fecha de regreso la determinarán las capturas. El primer bonito lo capturaron a 170 millas al este de las Azores y lo cogieron hasta situarse a 800 millas de Avilés. La idea es repetir trayecto «e intentar encontrarlo por el camino». De momento, les queda costera por delante.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El primer bonito, «más caro que un coche»: 300 euros el kilo