La ría de Avilés se limpia de aguas industriales

El estuario dejará de recibir 18 millones de metros cúbicos de estas aguas, que serán conducidas al emisario de Xagó

Niebla en la ría de Avilés generada por la fuga
Niebla en la ría de Avilés generada por la fuga

Avilés

El colector interceptor de la margen derecha de la ría de Avilés evitará, cuando entre en servicio en el mes de septiembre, el vertido directo al estuario de 18 millones de metros cúbicos de aguas industriales al recoger los vertidos de las empresas de la comarca y conducirlos al emisario de Xagó. La infraestructura, cuyo origen se remonta al convenio suscrito en 1992 entre Gobierno central, Principado y Ayuntamiento, completa el saneamiento integral de la ría y consta de 17,6 kilómetros de tuberías que pasan por Carreño, Gozón, Avilés, Castrillón y Corvera.

En diciembre de 2010 la Confederación Hidrográfica finalizó las obras tras invertir 17,6 millones aunque las pruebas evidenciaron entonces la necesidad de realizar reparaciones e incrementar las medidas de seguridad para evitar posibles vertidos a la ría. Tras diversas reuniones técnicas, el Estado y el Principado acordaron instalar nuevos elementos de seguridad y ejecutar mejoras en las instalaciones con el fin de reducir los alivios que pudieran producirse en caso de avería, lo que obligó a elevar la inversión final del Estado a 19 millones de euros.

La obra ha sido recepcionada hoy por el Gobierno asturiano durante un acto al que han asistido el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Alfonso Morán; el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra; la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, y el presidente de la Confederación Hidrográfica, Manuel Gutiérrez. La instalación entrará en funcionamiento cuando concluyan los ajustes previos para su puesta en marcha y las empresas deberán conectarse al colector en un plazo de un mes desde que reciban la notificación excepto Arcelor Mittal, que dispondrá de tres.

Tras la recepción de la obra, el consejero de Infraestructuras ha incidido en la necesidad de una relación «abierta y continua» entre las administraciones y las empresas en una comarca como Avilés, «intensamente industrial y que quiere seguir siéndolo». «Avilés no se plantea su relación con la industria en términos excluyentes sino en términos de industria, empleo y calidad ambiental, de aire limpio y agua limpia en un medio saludable y seguro ambientalmente», ha añadido.

Lastra ha celebra que la puesta en marcha del colector ponga fin a un periodo de discusiones técnicas «inevitables para asumir con garantías jurídicas» la explotación del colector y ha pedido que los retrasos en la ejecución del proyecto se hagan «no al Estado sino al Gobierno, al responsable de la gestión en cada momento».

Por su parte, la alcaldesa de Avilés ha celebrado que se abra una nueva etapa en la regeneración ambiental de la ría iniciada en la década de los años noventa, un ambicioso proyecto de saneamiento que ha requerido de más de 140 millones de inversión desde entonces. «Me satisface comprobar que la Ría de Avilés va recuperando su riqueza ecológica y que demos un paso más para una regeneración que ya se está produciendo, con la reaparición de varias especies animales que habían abandonado nuestro estuario por su degradación, y que ya han regresado», ha añadido Monteserín.

Además, ha puesto este acuerdo como ejemplo de colaboración entre administraciones que debe extenderse a la «ineludible y urgente» reforma de la depuradora de Maqua para cumplir la normativa europea así como a la restauración medioambiental de las antiguas marismas con un proyecto «más ambicioso» que el planteado hasta ahora. En relación con dicho proyecto, el secretario de Estado de Medio Ambiente se ha mostrado confiado en que el procedimiento administrativo para impulsar la reforma de la depuradora de Maqua esté resuelto en las próximas semanas y que a comienzos de 2019 pueda licitarse la obra por unos 40 millones de euros.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La ría de Avilés se limpia de aguas industriales