Emilio Gutiérrez Caba y Carlos Hipólito se reencuentran en «Copenhague» (y en Avilés)

La pieza teatral recrea la reunión entre Heisenberg y Niels Bohr en la Dinamarca ocupada por los nazis

Carlos Hipólito, Gutiérrez Caba y Malena Gutiérrez
Carlos Hipólito, Gutiérrez Caba y Malena Gutiérrez

Avilés

Emilio Gutiérrez Caba y Carlos Hipólito, dos de los grandes del teatro español, se reencuentran sobre las tablas con «Copenhague», donde recrean el encuentro entre los físicos Werner Heisenberg y Niels Bohr en la Dinamarca ocupada por los nazis, en una pieza que se estrenará el próximo viernes en Avilés.

No habían coincidido en un escenario desde «La verdad sospechosa», dirigida por Pilar Miró hace casi treinta años y ha sido un encuentro «realmente melancólico, un poco como esta obra», ha declarado Emilio Gutiérrez Caba en la presentación de la función. «Para mí es un sueño volver a coincidir con Emilio, que para mí es el más grande de los grandes que hay en este país», le ha respondido Hipólito. «Copenhague» recrea lo ocurrido en aquel encuentro histórico de ambos físicos en la capital de una Dinamarca ocupada en 1941 por los nazis, informa Efe.

Claudio Tolcachir, que dirige y adapta el multipremiado texto de Michael Frayn, ha reconocido haberse sentido «excitado» cuando lo releyó, hasta el punto de no poder parar hasta terminarlo. Considera que es una especie de thriller «y, al mismo tiempo, de una profundidad humana enorme», y cuando se formó un elenco como el elegido -a los dos actores se une Malena Gutiérrez- literalmente «babeaba» para iniciar los ensayos. La obra ofrece «el privilegio de espiar las cabezas de dos seres extraordinarios en un momento histórico que nos afecta a todos», ha explicado el director, en alusión a que ahí de decidió si poner o no la bomba atómica en manos de Adolf Hitler. «La gran pregunta es, si Hitler hubiese tenido la bomba atómica ¿dónde estaríamos hoy?», se pregunta Gutiérrez Caba, a raíz de la decisión de los dos científicos que protagonizan la obra, que cambiaron el mundo.

Emilio Gutiérrez Caba ve la necesitad de poner en escena este tipo de textos «que hacen despertar un poco el cerebro en los tiempos que estamos viviendo de estulticia cultural». Malena Gutiérrez, por su parte, ha remarcado que el hecho de que se trate de un encuentro histórico «es un plus de nervio, porque es algo que pasó y eso es muy inquietante». Ha dicho que su personaje, es un poco voz del pueblo o del espectador, «es el que pone tierra en unas cabezas tan intelectuales como las de los físicos Werner Heisenberg y Niels Bohr». Carlos Hipólito ha dicho que «Copenhague» es una joya literaria «porque tiene una dramaturgia muy original y especial».

«Lo que plantea el autor es cómo estos personajes van reproduciendo ese encuentro desde el punto de vista de cada uno, intentando ahondar cada vez más en las razones profundas que hicieron que pasara lo que realmente pasó», ha señalado el actor que pone la voz en off a la serie «Cuéntame». Michael Frayn lo hace, además, «en un clima de misterio, con profundidad de pensamiento, donde se habla de ética, de amor, amistad, política, todo desde un lugar muy inteligente y con una gran hondura». El Teatro Palacio Valdés vuelve a colgar el cartel de «entradas agotadas» con la puesta en escena de «Copenhague», que se estrenará el próximo viernes, 15 de febrero, a las 20:15 horas.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Emilio Gutiérrez Caba y Carlos Hipólito se reencuentran en «Copenhague» (y en Avilés)