El tramo del accidente de autocar de Avilés estaba mal señalizado

Un informe pericial de la Guardia Civil dictamina que las barreras de las obras no eran las correctas y que se debería haber rebajado la velocidad límite

Una grúa retira los restos del autobús de la compañía Alsa que hoy se ha empotrado contra una pilastra de hormigón de un paso elevado de la circunvalación de Avilés, en un accidente de tráfico que ha causado al menos cinco fallecidos y una quincena de heridos de diversa consideración.
Una grúa retira los restos del autobús de la compañía Alsa que hoy se ha empotrado contra una pilastra de hormigón de un paso elevado de la circunvalación de Avilés, en un accidente de tráfico que ha causado al menos cinco fallecidos y una quincena de heridos de diversa consideración.

Avilés

El informe pericial de la Guardia Civil ha dictaminado que la carretera en la que el autobús de Alsa chocó contra un pilar en Avilés y causó la muerte a cinco personas estaba mal señalizada. Los agentes destacan que las obras que se estaban realizando el pasado 3 de septiembre no estaban bien indicadas y que había deficiencias en los elementos de defensa y barreras de plástico y también en la velocidad recomendada para ese tramo de la autopista Y en la que se produjo el accidente.

En una simulación realizada por los peritos, según informa TPA Noticias, si se hubiera rebajado la velocidad indicada, de 70 kilómetros por hora a otra inferior, se podría haber evitado que el vehículo se saliera de la autopista y chocase contra la columna. Hay que recordar que el autobús circulaba a 90 kilómetros por hora en ese tramo y que la Guardia Civil atribuye el accidente a un fallo humano.  

Los agentes señalan que se debería haber instalado un sistema de contención de vchículos como el que se situó después del accidente y no unas barreras de plástico que solo consiguieron canalizar el tráfico pese a la proximidad de los pilares a la calzada.

El conductor del autobús siniestrado, Omar López, declarará el próximo 25 de abril en los juzgados como investigado. El chófer asiste a diario a rehabilitación al HUCA y aunque se encuentra en casa aún no dispone del alta médica. En su declaración ante la Guardia Civil, López sostuvo que no recordaba nada. El informe inicial señala que el conductor pudo sufrir un ataque epiléptico ya que siguió acelerando tras salirse de la vía. Esa es la versión en la que incide también su defensa, que cree que la mutua le autorizó a conducir pese a padecer una dolencia que se lo impedía. 

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

El tramo del accidente de autocar de Avilés estaba mal señalizado