Abandonado y calcinado: el triste final del chalet indiano de los García Pola

Un incendio arrasa el interior de la antigua casa de catecismo por la que pasaron cientos de avilesinos

El chalet indiano de los García Pola
El chalet indiano de los García Pola

Efectivos de Bomberos del SEPA (Servicio de Emergencias del Principado) de Avilés acudirán a lo largo de la mañana a revisar el incendio, extinguido esta madrugada, en una vivienda ubicada en la Avenida de Grandiella 2, en Avilés. El incendio calcinó el bajo cubierta y el tejado de la citada vivienda, que también afectó también la planta baja y la primera planta. Se trata del chalet indiano de los García Pola, que estaba abandonado desde hace unos años y que es propiedad de la Iglesia de La Magdalena. Este fuego marca un antes y un después en este inmueble, que fue utilizado hasta hace una década por Cáritas, y donde también realizaron el catecismo cientos de avilesinos. Abandonado y calcinado, así es el triste final de esta conocida casa avilesina.

En las labores de extinción, además de los bomberos desplazados desde el parque de Avilés, participaron efectivos del parque de Pravia. Emergencias del 112 Asturias recibió el aviso poco después de las diez de la noche del lunes. En la llamada señalaban que estaba saliendo humo y fuego por la ventana y el tejado de una vivienda abandonada de dos alturas. Añadieron que había casas cerca. La Sala del 112 del SEPA movilizó una dotación de bomberos del parque de Avilés y otra desde Pravia. Poco antes de las doce de la noche, el mando en la intervención da por controlado en el incendio pero permanecen en el lugar realizando tareas de ventilación, enfriamiento y desescombro hasta las cuatro de la madrugada.

Este edificio está muy arraigado a la vida de los vecinos de la zona, aunque lleva varios años abandonado. Las quejas vecinales sobre el estado del mismo son frecuentes, y junto a esta casa, otras de la zona se encuentran en la actualidad ocupadas en estado ruinoso. El chalet indiano de los García Pola es una vivienda de propiedad de la iglesia de la Magdalena, fue dada al matrimonio José Manuel García Pola y en ella vivió la familia. La casa fue pasando entre los herederos hasta que, fallecidos los hijos solteros, esta se cedió a la Iglesia para su uso en diversas actividades parroquiales.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Abandonado y calcinado: el triste final del chalet indiano de los García Pola