Los suelos liberados por las baterías de coque estarán disponibles en 4 años

La alcaldesa confía en que empresas del sector tecnológica puedan asentarse en ese espacio

Escape en las baterias de coque de Avilés de Arcelor.Baterias de coque de Avilés de Arcelor
Baterias de coque de Avilés de Arcelor

La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, ha confirmado este miércoles que los casi 400.000 metros cuadrados de suelo que liberarán las baterías de coque de ArcelorMittal estarán disponibles en el plazo de cuatro años para nueva industria, sobre todo la más tecnológica y robotizada.

Así lo ha traslado a los medios de comunicación la regidora local momentos antes de reunirse con los portavoces municipales para explicarles los planes que tienen las tres administraciones públicas para los suelos de las baterías.

La alcaldesa ha explicado que hace unos días mantuvo una reunión con responsables del Principado y de SEPIDES donde prácticamente se cerró un trabajo realizado a lo largo de más de un año para coordinar un cronograma de cuatro años para la puesta en el mercado de esos casi 400.000 metros cuadrados que liberarán las baterías de coque.

Ese cronograma y el resto de detalles sobre el proceso de desmantelamiento se harán públicos tras la cita con las urnas para no incurrir en ninguna irregularidad ante la Junta Electoral.

La alcaldesa ha avanzado de que se trata de un «buen trabajo», coordinado entre las tres administraciones y muy medido con el objetivo fundamental para la ciudad como es que en cuatro años esos suelos estén a la disposición de nuevas industrias.

«Esto no es una quimera, es algo que está perfectamente clarificado, pensado y reflexionado», ha indicado.

En cuanto al tipo de industria que se captará tras esos cuatro años, la alcaldesa ha señalado que es importante no cerrar puertas, aunque abre expectativas a un sector muy tecnológico y robotizado, que se puede asentar en un espacio «superprivilegiado dentro de Europa, dada la cercanía al puerto y a centros de investigación muy punteros».

En cuanto al coste laboral, Monteserín ha señalado que habrá más de doscientos trabajadores que se trasladarán a las instalaciones de baterías de coque de Gijón y prevé que durante los cuatro años de este proceso habrá mucha industria auxiliar que se dedique a desmantelar, a descontaminar y a acondicionar los terrenos.

«Por un lado, habrá una pérdida de empleo, pero, por otro, un aumento de empleo durante esos cuatro años, y espero que después se generen puestos de trabajo estables en esa parcela», ha indicado Mariví Monteserín.

Por otra parte, se está realizando un estudio de los elementos históricos que se salvarán del desmantelamiento, pero para que sigan generando actividad económica y contribuyan a la memoria de la ciudad, «pero no pensando en parques temáticos».

Puede ser el caso de un gasómetro o de la nave central de las baterías, ha puesto la alcaldesa como ejemplo de posibles elementos susceptibles de ser indultados.

Comentarios

Los suelos liberados por las baterías de coque estarán disponibles en 4 años