Extinguido un incendio en la planta de Saint-Gobain en Avilés

El incidente no ha provocado daños personales ni materiales de importancia


Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) y de ArcelorMittal sofocaron anoche el incendio declarado en las instalaciones de la planta de Saint-Gobain en Avilés que afectó a un horno tras arder un colada de vidrio a 1.500 grados que comenzó se estaba vertiendo a través de una perforación.

Fuentes de la empresa han informado de que el incidente no provocó daños personales ni materiales de importancia y que la producción se mantiene este martes en la factoría con normalidad.

La dirección de la multinacional, que ha agradecido la colaboración de los cuerpos de intervención y de los bomberos de ArcelorMittal, ha señalado en un comunicado que tras el incendio se activó el Plan de Emergencia de la fábrica y que éste «funcionó adecuadamente».

Según ha informado el SEPA, los bomberos tuvieron que utilizar una gran cantidad de agua lograron solidificar el material que estaba vertiendo y taponar la perforación después de recibir a las 23:16 la llamada de un vigilante de la planta cristalera en que la advertía de que se estaba quemando una colada.

A las 23:49 horas el Jefe de Zona indicó que iban a estar mucho tiempo refrigerando y que se necesitaba mucha agua por lo que, además de los medios movilizados, se pidió la colaboración de bomberos de Arcelor Mittal para que acudan al incidente con su autobomba nodriza.

También se activó uno de los vehículos para apoyo de grandes emergencias de Bomberos de Asturias, el VAL (Vehículo de Apoyo Logístico) para que acudiese a la intervención con el técnico de guardia y poder recargar así las botellas de aire de los equipos de respiración autónoma con los que intervenían los bomberos.

Poco después de la medianoche el mando de bomberos informó de que están intentado solidificar con el agua el material que está vertiendo y así taponar la perforación, objetivo que consiguieron a las 2:29 horas para iniciar después las labores de refrigeración.

El SEPA desplazó a la zona trece bomberos y un operario técnico de logística y, además del VAL (Vehículo de Apoyo Logístico), se contó con seis autobombas, dos de ellas nodrizas, un vehículo de altura, dos furgonetas de intervención rápida y un vehículo de mando.

Comentarios

Extinguido un incendio en la planta de Saint-Gobain en Avilés