Sorpresa mayúscula de los trabajadores tras la venta de Alu Ibérica

Han solicitado una reunión inmediata con el Gobierno para conocer si avala o no esta operación y exigen explicaciones

Alu Iberica Avilés
Alu Iberica Avilés

Redacción

El presidente del comité de empresa de Alu Ibérica de Avilés, José Manuel Gómez de la Uz, ha afirmado este miércoles haber recibido «con sorpresa» la venta de las plantas al Grupo Industrial Riesgo y han pedido una reunión inmediata con el Gobierno para conocer si avala o no esta operación. La empresa ha notificado esta decisión durante una reunión a la que no ha asistido el grupo suizo Parter Capital, que se hizo con las plantas de la antigua Alcoa en Avilés y A Coruña el pasado verano con el compromiso de mantener el empleo y la actividad al menos durante dos años, y en la que los representantes de Riesgo han informado de que son accionistas mayoritarios de las factorías desde hace mes y medio.

«Ninguno sabíamos nada de esto, ha sido una sorpresa y no sabemos qué proyecto trae esta empresa», ha declarado Gómez de la Uz, que ha recalcado que este grupo ya había estado en liza en el proceso de compra de las alumineras, que finalmente se había inclinado del lado del fondo suizo Parter, mientras Riesgo había sido desechado. Para el presidente del comité de empresa de la planta avilesina, «está claro que Parter no tenía ningún proyecto industrial, y por lo visto las negociaciones de venta ya se vienen llevando a cabo desde septiembre».

«De modo que Parter Capital, desde el momento que nos compró, ya empezó a negociar la transacción y que lo que hizo el Gobierno, que fue hacernos ir hacia Parter porque entendía que tenía un proyecto para las dos fábricas, no era cierto y tampoco lo era que Alcoa iba a buscar un comprador solvente», ha lamentado. En su opinión, cuando el Gobierno del Principado pidió que «por lealtad institucional» se optara por la oferta de Parter, «no sabían lo que estaban haciendo y mucho menos la propia alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, cuando pidió públicamente a los sindicatos que dieran una oportunidad al fondo suizo».

«Está claro que Parter ha engañado a todo el mundo, o no, al menos a nosotros sí, y que no había proyecto industrial detrás», ha señalado Gómez de la Uz, que ha indicado que lo único que pueden hacer los sindicatos ahora es pedir al Gobierno central y a Alcoa que convoquen inmediatamente la mesa de seguimiento del proyecto y aclaren si son conocedores de esta operación y si la avalan. «Esto no tiene parangón, yo en mi vida he visto nada por el estilo y que un Gobierno de España se vea ninguneado de esta forma», ha recalcado el representante sindical.

Comentarios

Sorpresa mayúscula de los trabajadores tras la venta de Alu Ibérica