Alu Ibérica sostiene que la producción se ha triplicado desde abril

Los sindicatos convocan una protesta por un expediente sancionador


Alu Ibérica defiende que desde la entrada del nuevo equipo directivo está ejecutando un plan industrial sólido, que ha sido presentado a clientes, empleados, comités de empresa y gobiernos regionales. Mientras, el comité de empresa de la antigua Alcoa ha anunciado la convocatoria de una concentración en repulsa por la interposición de un expediente sancionador contra cuatro representantes de los trabajadores.

La dirección de la empresa precisa que se están realizando inversiones significativas en las plantas de Galicia y Asturias, como la compra de tecnología punta a Hycast por valor de 9,7 millones de euros, enmarcada en un plan global de inversiones de 150 millones de euros en cinco años.

Así lo ha anunciado la compañía en un comunicado, a raíz de los reiterados actos y declaraciones por parte de un grupo del comité de empresa, que acusó a Alu Ibérica de no realizar inversiones y de mantener una actividad «pírrica» en ambas plantas.

Sin embargo, la compañía mantiene que ha triplicado la producción desde su llegada, pasando de 980 toneladas en abril a 3.300 toneladas en agosto, y asegura que está cerrando acuerdos comerciales «de calado» que permitirán aumentar la producción y las ventas.

Desde su punto de vista, estos hechos demuestran que Alu Ibérica está apostando con determinación por el futuro de la compañía y dando pasos firmes para competir internacionalmente y garantizar los puestos de trabajo, en una situación de «máxima incertidumbre» como la actual.

En su comunicado, subraya que respeta el derecho legítimo de los trabajadores a manifestar sus posiciones, pero no los actos ilegales que van en perjuicio de todos, ni las descalificaciones, insultos y falsedades que ocasionan graves perjuicios para las ventas, obstaculizan el cierre de acuerdos y dañan el clima de trabajo.

Alu Ibérica acusa de estos hechos a un reducido grupo del comité de empresa, que a su juicio está «poniendo palos en las ruedas» e impidiendo el normal desarrollo de la actividad de la fábrica.

Acerca de la apertura de expedientes a cuatro trabajadores por las movilizaciones de junio, que los sindicatos calificaron como una maniobra de amedrentamiento, Alu Ibérica subraya que se llevaron a cabo después de que bloqueasen la entrada y salida de vehículos de la fábrica, ocasionando pérdidas de 300.000 euros.

Para la compañía, la apertura de estos expedientes se enmarca en el ejercicio de los derechos de la empresa y está «plenamente amparada por la ley».

No obstante, concluye que, a pesar de las dificultades, la dirección continúa haciendo esfuerzos para normalizar la situación con estos sindicatos, para el correcto desarrollo de la planta avilesina.

Por su parte, el comité de empresa de Alu Ibérica de Avilés, la antigua Alcoa, ha anunciado este lunes la convocatoria de una concentración en repulsa por la interposición de un expediente sancionador contra cuatro representantes de los trabajadores.

Los sindicatos han convocado esa concentración en la portería de la fábrica el próximo miércoles, 23 de septiembre, entre las 15:00 y las 16:00 horas.

En un comunicado, el comité de empresa ha asegurado que no están dispuestos a consentir la vía de la amenaza y el amedrentamiento por parte de la dirección empresarial «y menos todavía cuando los hechos que se imputan son totalmente falsos».

La medida, «sin precedentes», emprendida por la empresa supone un ataque directo contra los derechos sindicales y los derechos fundamentales de todos los trabajadores, según el comité de empresa.

Comentarios

Alu Ibérica sostiene que la producción se ha triplicado desde abril