El Oviedo, a pensar en la próxima temporada

Los azules pierden en Zaragoza (1-0) y se despiden de sus opciones matemáticas de «play off» a falta de un partido


Redacción

«Un partido que nos puede servir muchísimo para empezar a preparar el playoff» así de confiado se mostraba el técnico del Real Zaragoza, Lluís Carreras, antes de sufrir la visita del Real Oviedo. Como si la llegada de los de David Generelo no fuese más que un mero trámite -los 90 minutos acabarían por darle la razón-. Pero los azules, mostrando su capacidad camaleónica de esta temporada, se iban a resistir a los aires de superioridad del que fuera discreto lateral carbayón, allá por la temporada 93/94 -al menos durante el primer cuarto de hora-. Cuando aún respondía al nombre de Luis. La resurrección pasaba por la revolución, al menos así lo entendía el técnico carbayón con un once que destrozaba cualquier previsión.

Verdés, Michel, Nacho López y Viti para intentar sorprender a un Zaragoza que desde el principio se mostró más convencido de sus opciones. Y eso que iba a ser Hervías el que lo intentase antes que los maños. El Oviedo entraba muy bien en el partido pero las sensaciones se iban a diluir poco a poco. El arreón inicial de los azules lo iba a controlar Ángel en una acción en la que Miño salvaba a los suyos. Diamanka avisaba poco después con un remate alto desde dentro del área. Y a la tercera Guitián, en una jugada no exenta de polémica, remataba de cabeza el primero. Miño salvaba un primer cabezazo de Ángel, pero el juez de línea entendía que la posterior ocasión del central había traspasado la línea antes de que el meta azul despejase el balón desde el suelo. Veinte minutos había aguantado un Oviedo que por momentos parecía desbordado. Acción más que dudosa incluso después de verla en repetidas ocasiones. Aunque lo que protestaba Generelo desde el banquillo era el claro fuera de juego de Ángel en el primer remate.

Viti se iba a convertir en la opción más clara de los carbayones en ataque. No estaba fino el equipo maño, pero los de Generelo eran incapaces de encontrarle las cosquillas a una defensa que se mostraba peligrosamente dubitativa. Una acción de Koné en fuera de juego iba a ser lo último de una primera parte triste y gris en la que el Oviedo fue de más a menos. Y lo peor de todo era que el Zaragoza no había hecho mucho más.

Edu Bedia intentaba cargar a su espalda los movimientos ofensivos de los asturianos. Los descuidos en defensa iban en beneficio de Ángel. Demasiados balones perdidos en el centro del campo minaban por momentos la moral del casi millar de oviedistas en la grada. Afición que vivía la montaña rusa de la alegría-decepción cuando a los siete de la segunda el colegiado anulaba un gol a Koné por fuera de juego. El Oviedo despertaba con esta acción y Hervías volvía a poner a prueba a Herrera.

Generelo daba entrada a Susaeta y Linares. Se la jugaba el técnico azul y la retaguardia quedaba expuesta a los ataques maños. Cabrera marcaba el segundo, pero afortunadamente para los intereses azules, Ángel había caído previamente en fuera de juego. La impotencia empezaba a apoderarse de unos jugadores que con el paso del tiempo comprendían que su rival no era mucho mejor. El Zaragoza no era capaz de controlar el partido y Manu Herrera evitaba el empate saliendo a los pies de un desmarque de Linares.

A la desesperada los carbayones volverían a acabar un partido con solo tres hombres atrás. Verdés dejaba su puesto a Cervero. La última bala de la temporada. Michel, después de que precisamente el '9' le hiciese de pantalla remataba fuera una de las pocas que le quedaban al Oviedo. Una mala salida de Miño, con posterior cabezazo al larguero de Cabrera, acababa por desesperar a la parroquia azul. No estaba para mucha más florerías la local. Que pese al resultado seguía protestando los que entendía cambios defensivos de Carreras.

Cervero tuvo el empate en el último minuto, pero su violento remate de cabeza acababa por encima de la portería zaragozista. Hubiese sido el justo premio al partido, pero sobretodo para el canterano.

Los cuatro minutos de añadido no servirían más que para certificar la decepción, que no fracaso. En la temporada del regreso al fútbol profesional el Oviedo llegó a optar a todo pero el año se le hizo demasiado largo al novato equipo azul. Desde mañana mismo toca hacer examen de conciencia y pensar en la próxima temporada

Real Zaragoza 1 - Real Oviedo 0

Alineaciones

Real Zaragoza: Manu Herrera; Isaac, Guitián, Cabrera, Rico; Eric Morán, Dorca, Lanzarote (Rubén 83'), Hinestroza (Pedro 63'), Ángel (Dongou 72') y Diamanka.

Real Oviedo: Miño; Nacho López, Héctor Verdés (Cervero 70'), Josete, Dani Bautista; Jon Erice, Edu Bedia (Linares 57'), Viti (Susaeta 54'), Pablo Hervías Michel y Koné.

Goles: 1-0 Guitián (min. 20')

Árbitro: Daniel Ocón Arráiz (riojano). Amonestó a los local Ángel y Manu Herrera. Y a los visitantes Miño, Michel, Jon Erice y Nacho López.

Incidencias: Casi lleno en el Estadio de La Romareda con la presencia de más de medio millar de seguidores carbayones

Comentarios

El Oviedo, a pensar en la próxima temporada