Un partido de sanción para Héctor Verdés

El central valenciano recibió la pena mínima tras ser expulsado en Zaragoza

Verdés recibe la tarjeta roja en Zaragoza
Verdés recibe la tarjeta roja en Zaragoza

Oviedo

Una de las imágenes del encuentro entre Zaragoza y Real Oviedo nos la dejó Héctor Verdés. Su entrada a destiempo sobre la Lanzarote fue una de esas acciones que no gusta a ningún aficionado del fútbol y finalizó con una merecida tarjeta roja para el central azul.

Desde ese momento, compañeros y técnico del Oviedo, dieron su opinión sobre el suceso y hablaron de la entrada como una acción desmedida antes de mostrar todo su apoyo a un compañero que asumió su error y se mostró arrepentido. El propio Héctor Verdés reconoció su fallo en la rueda de prensa de ayer y aseguró que «después del partido le pedí perdón a mis compañeros» tras considerar que «de no haber sido por mi expulsión, nos habríamos vuelto con algún punto de Zaragoza».

Desde hoy por la mañana, todos los ojos del oviedismo estaban puestos en la sanción que le impondría la Real Federación Española al jugador del Oviedo. Los más optimistas veían como una opción que la pena fuese mínima dado que el colegiado reflejó en el acta que la entrada se había realizado con una fuerza desmedida pero siempre durante la disputa de un balón, además de que el jugador del Zaragoza, Manu Lanzarote, no resultó lesionado tras la acción.

Finalmente, y gracias a lo reflejado en el acta, la sanción para Verdés será de un solo encuentro y la cumplirá este sábado frente al Córdoba, según refleja la página web de la Real Federación Española de Fútbol.

Comentarios

Un partido de sanción para Héctor Verdés