Tres puntos bajo el brazo

David Costas y Borja Domínguez jugaron sus primeros minutos como carbayones en la victoria del domingo sobre el Mallorca

David Costas durante el encuentro frente al Mallorca
David Costas durante el encuentro frente al Mallorca

Oviedo

Si la semana pasada hablábamos del rendimiento inmediato que se busca en los fichajes de invierno, Fernando Hierro no se demoró y los convocó a todos para el duelo del domingo ante el Mallorca. Una hora antes se supo que David Costas iba a debutar como jugador carbayón partiendo de titular, mientras que Borja Domínguez y Carlos de Pena esperarían su oportunidad en el banquillo.

Costas comenzó el partido como central derecho en la línea de cinco que Hierro puso en liza, acompañado de Verdés por el centro y de Christian en izquierda. En el apartado físico, al central gallego no se le notó la inactividad que se podría esperar, ya que no jugaba un partido oficial desde el 30 de noviembre. Salvo algunas complicaciones en determinadas situaciones de salida de balón, al vigués se le vio fino, bien colocado y rápido para frenar los desmarques de Brandon y Leki?.

Ya en la segunda parte, Hierro sustituyó a Verdés y a Varela y el equipo volvió al sistema de cuatro atrás, ocupando Costas el puesto de central derecho, con David en la izquierda. Poco después, Susaeta lanzaba magistralmente un saque de esquina y Costas, libre de marca, batía a Cabrero con un remate desde la frontal del área pequeña. El vigués, tras un partido correcto, daba la victoria al Oviedo en el día de su debut. Haciendo memoria, Michu también debutó con gol esta temporada, al marcarle un doblete al UCAM en Copa del Rey. Antes, en la temporada del ascenso, Dioni, Linares y Generelo fueron los últimos fichajes en debutar con gol.

Por su parte, Borja Domínguez saltó al campo a cinco minutos del final, sustituyendo a Susaeta. Su misión fue principalmente reforzar la medular para tratar de evitar las últimas intentonas del Mallorca, así que no pudo demostrar mucho con balón. El que no debutó fue el uruguayo Carlitos de Pena, viendo así todo el partido desde el banquillo del Tartiere.

Valora este artículo

3 votos

Tres puntos bajo el brazo