El Ayuntamiento desmonta el informe de De Lorenzo sobre las deficiencias del Tartiere

El alcalde de la capital asegura que el documento presentado por la Delegación de Gobierno es «atemporal» y que incluye defectos ya subsanados


REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Oviedo ha respondido con contundencia al informe de la Jefatura Superior de Policía, firmado por el coordinador de Seguridad Policial, Juan Luis García, en el que se denunciaban graves deficiencias de seguridad en el estadio Carlos Tartiere. Wenceslao López, alcalde de la capital, ha desmontado «punto por punto» el documento remitido por la Delegación de Gobierno con un informe municipal que contradice «de forma radical» los aspectos más relevantes denunciados por Gabino de Lorenzo.

López ha asegurado, después de una reunión de la Junta Local de Seguridad, a la que no asistió Gabino de Lorenzo y en la que estuvieron presentes representantes de la Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local y del Ayuntamiento de Oviedo, que el informe remitido por la Policía es, tal y como reconocieron las personas que lo redactaron, «atemporal» y que incluye «una acumulación de hechos a lo largo del tiempo». En opinión del alcalde, la gente quiere saber la situación actual, «no lo que pasaba hace años», especialmente si se tiene en cuenta que «muchas de las deficiencias que contempla ya están solucionadas».

El informe municipal «contradice» el de la Policía y López ha destacado el «esfuerzo» del actual equipo de gobierno en el mantenimiento del estadio, ya que «en año y medio hemos gastado 600.000 euros». El documento elaborado por los técnicos «valora aspectos estructurales de la instalación y dice qué conviene reparar y cuándo. Hay un plan a cinco años y ya hemos hecho las reformas correspondientes a este ejercicio». «Estamos poniendo al día un estadio que se había dejado envejecer», ha apostillado.

Uno de los elementos que, según el informe, presentaba deficiencias, era el sistema de hidrantes, aunque López lo ha negado. El alcalde asegura que el documento municipal recoge que de los cinco hidrantes de las inmediaciones del Tartiere «cuatro funcionan perfectamente y otro lo hace parcialmente». Existe otro informe elaborado por una empresa externa que lo acredita. «Tenemos un documento de nueve folios en el que se asegura que los mecanismos de seguridad funcionan perfectamente», ha incidido López.

Otro de los aspectos que preocupan es el de la sectorización del graderío. El alcalde ha sostenido que lo establecido por normativa está hecho por parte del ayuntamiento, que hace dos meses ha encargado a arquitectos un informe técnico para que diga qué áreas del campo sería posible sectorizar. También han elaborado un registro para controlar los locales. «Sabemos quién es el responsable de cada local y quién tiene las llaves», ha explicado López, quien ha recordado que la gestión de esos espacios se concedió en la época del PP en la alcaldía.

Por todos estos motivos, López ha afirmado que «no tiene justificación» la alarma social creada tras el informe remitido por De Lorenzo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Ayuntamiento desmonta el informe de De Lorenzo sobre las deficiencias del Tartiere