Reaccionar o morir

El Real Oviedo, que recibe al Zaragoza en el Carlos Tartiere, necesita volver a sumar tres puntos para seguir peleando por el playoff

Verdés y Torró disputan un balón con Ángel en el partido de ida
Verdés y Torró disputan un balón con Ángel en el partido de ida

Oviedo

A solo cuatro jornadas para el final de Liga, fallar ya no está permitido si se quiere cumplir los objetivos marcados. Tras tirar en 45 minutos un 0-2 en Tarragona, el Oviedo vuelve a su feudo en busca de una victoria que se resiste desde principios de abril (2-0 al UCAM). El rival será un Real Zaragoza (21:00 horas, GOL) irregular durante toda la temporada, pero que con Láinez en el banquillo y Ángel en plan superestrella han mejorado la puntuación que venían consiguiendo.

Así pues, los carbayones jugarán su penúltimo partido del curso en el Tartiere con la esperanza de que finalmente esto no sea así, ya que entrar en el playoff de ascenso supondría, como mínimo, un encuentro más en el municipal ovetense. A pesar de los malos resultados del último mes de competición, la afición sigue creyendo en que es posible luchar hasta el final por la Primera División, así que el feudo oviedista presentará uno de los mejores aspectos de la temporada, facilitado también por la entrada de acompañante que puso el club durante la semana.

Habrá que esperar a que se facilite la convocatoria esta mañana, ya que los de Fernando Hierro llegan a la cita de hoy con muchas dudas en cuanto a jugadores se refiere. Las lesiones y el buen primer tiempo en Tarragona de jugadores no habituales como Nando y Carlitos hacen que la alineación de esta noche sea una de las más difíciles de adivinar de todo el año. En defensa, ante la baja de Verdés, David Fernández volverá a acompañar a Costas en el centro de la zaga. Inamovible el Torró-Erice y siendo Susaeta y Toché otros dos fijos, las dudas se centran en la banda izquierda y en quién acompañará al delantero murciano en punta. Linares parece que podrá llegar, así que De Pena, Nando y Berjón se jugarían el puesto que queda.

Por su parte, el Zaragoza quiere y debe ganar en Oviedo para afrontar las últimas tres semanas de competición sin la tortura de mirar a los puestos de abajo. Los maños sacan cuatro puntos al descenso, distancia más que peligrosa si pierden esta noche y sus rivales consiguen puntuar. Ángel, que lleva siete goles en las últimas ocho jornadas y acumula 21 en total, es la gran referencia del equipo de Láinez. El delantero tinerfeño, que tendrá en los ex oviedistas Edu Bedia y Lanzarote a dos de sus escuderos, está siendo uno de los grandes jugadores de la temporada en Segunda.

Así llegan ambos equipos al trascendental partido (como todos los del último mes) de esta noche. Durante la semana, además de la campaña creada por el club, varios estamentos de la afición como la APARO o Symmachiarii han mandado mensajes a través de las redes sociales con el objetivo de concienciar al oviedismo e intentar que el Tartiere sea una caldera. La afición, como siempre, estará dispuesta para llevar en volandas a sus jugadores. Ahora solo falta que el balón eche a rodar.  

Comentarios

Reaccionar o morir