Tres partidos para soñar


OVIEDO

Si bien tras el empate ante el Zaragoza las opciones de playoff del equipo azul quedaban a expensas de lo que hiciera el Valladolid en Anduva, el inesperado tropiezo de los pucelanos le da vida a los oviedistas a falta de tres partidos para el final de liga.

Queda demostrado que en esta categoría todos fallan. Nadie está a salvo de pegar un petardazo. Lo dio el Oviedo en Tarragona, cuando tenía el encuentro más que ganado ante un Nástic que se fue grogui al descanso, pero que revivió por las facilidades defensivas de los azules.

El Huesca se llevó un serio varapalo en Murcia ante el UCAM, que venció con claridad a los de Anquela por 3-1. Ayer le tocó al Valladolid, que se durmió en la segunda parte y con un hombre más tiró dos puntos que le hubieran dado medio billete para el playoff.

El Oviedo debe aprovechar la enésima oportunidad que le dan sus rivales directos para asaltar el ansiado sexto puesto. No es una empresa fácil, sobra decirlo. Los de Hierro tienen dos partidos a domicilio, donde no ganan desde el 12 de Febrero (0-2 ante el Mirandés), pero ya habrá tiempo de lamentarse cuando las matemáticas quiten definitivamente la razón a los azules.

No queda otra que pelearlo hasta el final. El Córdoba es el primero de los tres envites que tiene el Oviedo para zanjar la nefasta racha de seis encuentros sin conocer la victoria. El partido más importante de la temporada se juega el domingo a las 20:45 en el Nuevo Arcángel. El margen de error ya no existe. Se debe competir y lo más importante a estas alturas, ganar. Solo tres partidos. Tres partidos para soñar con todo

Comentarios

Tres partidos para soñar