Un cumpleaños agridulce

Miguel Linares, que no pasa por su mejor momento, celebra los 35 años este sábado

Linares
Linares

OVIEDO

Miguel Linares no ha comenzado de la mejor manera esta temporada en cuanto a acierto goleador se refiere. El delantero maño aún no ha visto puerta en las seis primeras jornadas de la Liga 123. El pasado domingo estuvo muy cerca de inaugurar su cuenta particular, pero su cabezazo a centro de Saúl Berjón se estrelló en la cruceta derecha de la portería albaceteña. 

El de Fuentes de Ebro, que renovó en verano hasta junio de 2018, cumple este sábado 35 años, y dos días más tarde se enfrentará al Real Zaragoza, el equipo de su tierra, en el Carlos Tartiere. El único superviviente de aquella plantilla de los héroes del ascenso, ha sido titular en dos de los seis partidos que ha disputado el equipo azul en el inicio de la 2017/18. En el debut de los azules ante el Rayo (2-3), donde completó los 90 minutos del encuentro, y también en casa ante el Reus (3-0), con 74 minutos en su haber.

En el resto de compromisos el punta maño salió desde el banquillo, sumando un total de 96 minutos ante el Almería, Sporting, Cádiz y Albacete. 260 minutos en seis partidos, rematando cuatro veces a puerta, con dos tiros fuera.

Linares no ha tenido suerte en los escasos disparos a puerta que ha ejecutado. Dos de sus remates han acabado en el larguero, el primero ante el Rayo cuando el equipo azul tenía que remontar el 2-3 de los vallecanos, y el segundo, en el ya citado cabezazo a la cruceta de la portería manchega.

Si nos atenemos a la alineación tipo de los últimos partidos, el delantero aragonés empezará el choque ante el Zaragoza desde el banquillo, y esperará su oportunidad para estrenar el casillero goleador en la presente temporada. La pasada campaña Linares finalizó la liga con 8 tantos, convirtiéndose en el segundo máximo anotador del Real Oviedo, tras el pichichi Toché (17).

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Un cumpleaños agridulce