La efectividad del Real Oviedo tiene nombres propios

Los goles carbayones de esta temporada vienen de los mismos tres jugadores

Toché celebra su gol al Cádiz con Carlos Hernández y Folch
Toché celebra su gol al Cádiz con Carlos Hernández y Folch

Oviedo

El inicio de temporada del Real Oviedo de Anquela está lleno de luces y de sombras pero si hay algo que no se puede criticar es la efectividad del equipo de cara al gol. Los azules llevan 11 goles a favor en los 7 primeros encuentros de esta campaña y a pesar de que el equipo no está sabiendo aprovecharlos para sumar todos los puntos que se han disputado, esta estadísitica da motivos para confiar en la mejora.

Todos los tantos han sido trabajados por el conjunto de jugadores sobre el terreno de juego pero hay tres de ellos que destacan por su implicación en las jugadas que han terminado en gol a favor de los azules: Saúl Berjón, Toché y Aaron Ñíguez.

Las dos primeras jornadas significaron el resurgir de un Berjón que había sido señalado la pasada temporada por su falta de carácter sobre el verde. Su preparación física con el Real Oviedo en los partidos anteriores al inicio de esta campaña dio su fruto y se pudo ver al mejor Saúl, con dos goles en casa frente al Rayo y el único gol azul en Almería, que traería un punto a la capital del Pricipado.

Con Toché sobran las palabras tanto por sus goles como por la importancia de estos. El murciano arrancaba su cuenta goleadora en la contundente victoria carbayona frente al Reus y lo hacía por partida doble, dejando el partido encarrilado para que Rocha pusiera la guinda con un gran disparo de falta. En la cuarta jornada tocó visitar El Molinón y tampoco faltó el gol del 9 para sacar un punto del derbi. Con el Cádiz se volvió a repetir la historia que suele ocurrir cuando estos se enfrentan al Real Oviedo; victoria carbayona y otro tanto de Toché, el único de ese encuentro.

Aaron Ñíguez gusta entre los aficionados azules y su primera interacción con un gol a favor de los de Anquela llegó contra el Albacete, gracias a un gran disparo lejano de falta que el portero despejó in extremis y dejó en bandeja el tanto que anotaría Christian. Su próximo lanzamiento de falta ya no dio opciones al arquero, en este caso del Zaragoza. Un golazo por la escuadra abría su cuenta goleadora con la elástica carbayona. 

El último gol azul, también en el partido frente al conjunto maño, llegó de los pies de Toché, que siempre parece estar en el sitio correcto y en el momento correcto. Con este son 10 los goles en los que han intervenido estos tres jugadores de los 11 que el Real Oviedo tiene a favor, tan sólo falta darle más valor al gran potencial ofensivo que suman entre ellos.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

La efectividad del Real Oviedo tiene nombres propios