El reencuentro con un viejo amigo

El Tartiere recibirá el domingo una visita un tanto especial

Jose Fernandez Tartiere Real Oviedo.Jose Fernández durante un encuentro con el Real Oviedo
Jose Fernández durante un encuentro con el Real Oviedo

No se puede calificar su paso por el Real Oviedo como éxito. Tampoco se puede dudar de su trabajo en el club azul, aunque la suerte o los resultados no le acompañaran. José Manuel Fernández (Córdoba, 18/11/1989) regresa este domingo al Carlos Tartiere tras dos años defendiendo la elástica oviedista.

La andadura del cordobés en tierras asturianas no fue sencilla. Llegó con la vitola de lateral top en la categoría, pero no la consiguió mostrar más que en dos o tres destellos durante las dos temporadas que defendió el escudo del Real Oviedo.

Desde el primer momento tuvo la presión del Tartiere encima, más por culpa de un enfrentamiento ya claro entre la afición y la dirección deportiva que por su propia culpa. La etiqueta de “jugador predilecto” de Carmelo Del Pozo fue una losa muy grande el primer año. Sus primeras actuaciones, goles en propia incluidos, y su alta ficha no ayudaron.

El exigente público del Carlos Tartiere veía en José Fernández un “enchufado” de Carmelo para jugar por delante de dos canteranos en aquel entonces: Nacho López y Diegui Johannesson.

Una lesión le apartó de la titularidad y le relegó al banquillo e incluso a caerse de las convocatorias. Sonó con fuerza la posibilidad de una salida en el mercado de invierno, pero nunca llegó a materializarse.

La disputa con Egea en un entrenamiento (junto con otros compañeros), la marcha del argentino y su vuelta a la titularidad con la llegada de Generelo fueron demasiado para una afición que terminó viendo en él una diana fácil para las críticas.

Aguantó una temporada más con el Real Oviedo. Su segundo año fue mucho mejor en prestaciones y rendimiento: 27 partidos como titular, 24 completos y 2.393 minutos. Pero la situación no se consiguió reconducir por completo.

Su marcha estaba cantada este verano. El defensa recaló en el equipo de su tierra y mañana vuelve al Carlos Tartiere. No está asegurado un gran recibimiento para él, tampoco que todo el estadio vaya a pitarle. José Fernández fue un profesional con mala suerte en su paso por el club. Nada más.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

El reencuentro con un viejo amigo