El bueno, el feo y el malo del Real Oviedo

Estos son los jugadores que interpretaron estos papeles frente al Córdoba


Oviedo

Los de Anquela consiguieron la tan buscada y ansiada victoria frente al Córdoba para calmar los nervios de la afición y de los jugadores en un encuentro que no brilló por su fútbol. Los azules dominaron en la mayor parte del partido con posesión pero con pocas ideas ante un equipo que estuvo en la misma línea.

La fortuna que faltó en otras ocasiones apareció para abrir el marcador del templo azul y la portería a cero volvió a dejar claro que es el factor más importante en esta categoría. Así quedan los papeles de esa jornada:

El bueno: Mariga

El keniata volvía tras recuperarse de una lesión y lo hacía como titular en un partido clave. Mcdonald no sólo cumplió sino que demostró tener calidad para ser titular lo que queda de temporada si el físico se lo permite. Una actuación por encima del resto se vio recompensada con una asistencia para que Diegui anotase la sentencia. Es uno de esos jugadores que gusta en el Carlos Tartiere.

El feo: Toché

El delantero azul luchó cada balón pero si hay algo que le caracteriza es el gol, sin él le falta algo a un partido del Real Oviedo. Es su tercer partido consecutivo sin ver portería a pesar de sus números en este inicio de temporada y se esperan grandes cosas de él, la afición siempre tiene confianza en ver una de sus celebraciones.

El malo: Carlos Hernández

El central no tuvo su día y fue Juan Carlos quien tuvo que evitar que sus errores acabaran en tragedia. La delantera cordobesa estuvo más rápida que él en jugadas de ataque y este no termina de dar la tranquilidad que el equipo necesita para dejar la meta a cero. Una falta suya tras un error propio evitó una ocasión clara para los visitantes y se saldó con cartulina amarilla.

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

El bueno, el feo y el malo del Real Oviedo